Fibes una década para una ampliación

  • Hoy se coloca la primera piedra del nuevo Palacio de Exposiciones y Congresos, un proyecto prometido en 2001 y que no verá la luz hasta la primavera de 2010

Comentarios 0

Sevilla ya parece tener fecha definitiva para la inauguración del nuevo Palacio de Exposiciones y Congresos. Será en la primavera de 2010, ya que hoy se pondrá la primera piedra del proyecto diseñado por el prestigioso arquitecto Guillermo Vázquez Consuegra. Comienza, por tanto, la cuenta atrás para que se haga realidad un proyecto que surgió en 2000 y que se ha ido aplazando año tras año.

Fue al principio de esta década cuando los responsables de Fibes alertaron de la necesidad de ampliar el actual recinto sevillano para captar eventos que, por falta de capacidad, se perdían y se celebraban en otras ciudades. Un año más tarde, en 2001, se encargó a la Escuela Técnica Superior de Arquitectura que realizara un estudio para presupuestar el coste de la construcción de un gran auditorio en los terrenos aledaños. Por entonces se hablaba de 27 millones de euros; hoy, siete años después, el coste del nuevo plenario asciende a 93 millones de euros -tres veces más que la cifra barajada inicialmente-, montante que será sufragado fundamentalmente por el sector privado.

El Ayuntamiento tiene las cuentas claras, e incluso ha llegado a hablar de superávit presupuestario. Ha adjudicado a la UTE formada por Rus, Acciona y Abengoa las obras de la ampliación por 66 millones de euros, empresas que pagarán asimismo en concepto de canon de explotación de las parcelas colindantes -que serán destinadas a usos terciarios- otros 40 millones de euros. Junta de Andalucía y Diputación de Sevilla destinarán al proyecto, en conjunto, unos 20 millones de euros, y el propio Consistorio aportará un máximo de 14 millones de euros, a través de un préstamo que solicitará la empresa pública de la vivienda (Emvisesa) pero que deberá ser sufragado por el Consorcio de Fibes, integrado por el Ayuntamiento y la Diputación. De esta forma, el Consistorio evita endeudar a la empresa municipal, requisito exigido por IU para respaldar la iniciativa. Además, el Estado dará un millón de euros, aportación en todo caso ínfima que irá destinada a reducir la aportación municipal.

La subrogación del préstamo por el Consorcio de Fibes también significa que la Diputación tendrá que elevar su aportación, y la última noticia al respecto es que se niega a hacerlo. Tal vez por ello el Ayuntamiento planee incorporar Fibes al grupo de las empresas municipales incrementando su participación a costa de la cuota del organismo provincial en el Consorcio y en el Palacio de Congresos, intención que ha cogido por sorpresa a la Diputación.

La participación del sector privado en la financiación del proyecto ha sido clave desde que los costes se dispararan. Y es que el Ayuntamiento, ya metido en faena, no se conformaba con un recinto cualquiera. Quería un palacio de congresos "magnífico y emblemático", como llegó a comentar su regidor, Alfredo Sánchez Monteseirín.

Un "sueño" que no ha sido nada fácil de conseguir, ya que han sido muchos los obstáculos que el Ayuntamiento ha tenido que sortear, sobre todo en los tres últimos años. Basta remontarse a mayo de 2005. Por entonces, el coste de la ampliación se calculó en 67 millones de euros, pero el concurso para la adjudicación de las obras quedó desierto. El motivo alegado por las empresas fue que no era un proyecto rentable. ¿Qué hizo el Consistorio? Intentar hacerlo más atractivo introduciendo algunos cambios. El principal fue que las mil plazas de aparcamiento que estaban proyectadas quedasen reducidas a 345; de esta forma bajaba el coste de la actuación y se liberaba más espacio para su explotación empresarial. El coste de la ampliación quedó entonces fijado en 54,6 millones.

Se celebró un segundo concurso y esta vez sí hubo una firma interesada, Sacyr. Pero su propuesta no cuajó porque, según el Consistorio, la constructora pedía más edificabilidad y usos distintos a los que recogía el PGOU. Solución: que Emvisesa estudiase el proyecto para su ejecución. Así se hizo y fue entonces cuando el proyecto se disparó hasta los 93 millones.

Mientras la ampliación de Fibes se retrasaba una y otra vez, la oferta hotelera ha ido adaptándose al mercado, de tal forma que han nacido nuevo establecimientos especializados precisamente en el turismo de congresos. Ello no sorprende si se tiene en cuenta que es el turismo quien, junto con el golf, reporta más dinero a la provincia.

más noticias de SEVILLA Ir a la sección Sevilla »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios