La Fiscalía denuncia a Rafael Carretero por malversación y cohecho en el montaje de la Feria de 2014

  • Incluye a las empresas que realizaban el montaje y que como "contraprestación" realizaban "servicios gratuitos" para el jefe de los servicios técnicos. Le hacían trabajos en sus inmuebles particulares, en la caseta suya y también suministraban la "manzanilla todos los días de la Feria".

Comentarios 4

Trabajos gratis en su casa de pintura, carpintería o electricidad, o de jardinería y mantenimiento de la piscina, el montaje de su caseta y la manzanilla que se servía en la misma, así como vigilante de seguridad y un coche a su disposición. Estos son algunos de los regalos que, según la Fiscalía de Sevilla, recibía el jefe de los servicios técnicos de Fiestas Mayores, Rafael Carretero, de las empresas adjudicatarias del montaje de la Feria de Abril.

La Fiscalía de Sevilla ha presentado este martes una denuncia contra el jefe de los Servicios Técnicos de la delegación municipal de Fiestas Mayores, Rafael Carretero Moragas, en relación con las irregularidades de la Feria de 2013, 2014 y de 2015. La fiscal jefe, María José Segarra, atribuye delitos de cohecho y malversación a Rafael Carretero, que ha sido el encargado del montaje de la Feria durante 35 años, y la denuncia también se dirige contra los responsables de las empresas Ferrovial-Agromán, UTE RMD & Coya Fiestas, Alquileres Quitasol y A.E.M. Vázquez.

La denuncia concluye que todos los años y “como contraprestación a la intervención de Carretero, que asumía la regularidad de todas las facturaciones presentadas sin objetar volúmenes o duplicidades, ni controlar la ejecución, las empresas beneficiadas por la ejecución de estas contrataciones realizaban servicios gratuitos para el mismo”.

La Fiscalía detalla que determinados empleados enviados por la empresa Ferrovial, adjudicataria de las obras de montaje desmontaje y alquiler de estructuras modulares (expediente 163/13) y obras de instalación de estructuras tubulares (expediente 164/13), han realizado trabajos a lo largo de distintos años (incluido el año 2014) en distintos inmuebles particulares de Carretero, como “trabajos de pintura, carpintería y de electricidad, así como cambio de mobiliario, trabajos de poda, limpieza, mantenimiento y pintura de piscina, etc..“ siendo todos los gastos ocasionados por cuenta de la empresa Ferrovial.

Además, han efectuado trabajos en el montaje y desmontaje de la caseta de Carretero en el recinto ferial (C/ Joselito el Gallo 198-200) durante todos los años, con materiales nuevos de Ferrovial y además realizaban el traslado de enseres más singulares para el ornato de la caseta, desde domicilios particulares. Asimismo ha sido Ferrovial quien “asumía el suministro de cajas de vino (manzanilla) durante todos los días de la feria de todos los años en esta caseta”, precisa la denuncia.

Relata igualmente la Fiscalía que la UTE RMD Seguridad y Coyma servicios generales, adjudicataria del servicio de vigilancia para el 2013, realizaba menos horas de las facturadas, si bien “a cambio dicha empresa de seguridad aporta durante la feria un vigilante de seguridad a la caseta particular de Carretero (para el control de acceso) durante tres semanas (dos antes de feria y la propia de la feria), a cargo naturalmente del presupuesto municipal”. Además de ello, la empresa de seguridad “pone a su disposición, para su uso indiscriminado y sin gasto alguno, un coche sin distintivos y un conductor que sirve a Carretero tanto para él como para miembros de su familia, tanto la semana antes de feria, como durante la semana de feria, entre las 10:00 y las 20:00”.

Según la denuncia la semana de feria prestaban servicio entre 80 o 90 vigilantes, pero según el plan de trabajo facilitado por Fiestas Mayores deberían de prestarlo entre “100 o 130 para cubrir todos los diferentes puestos requeridos”.

Dice la Fiscalía que el “acuerdo interno” de Carretero con el representante de la empresa adjudicataria radica en no solicitarle control alguno de las horas efectivamente prestadas, firmando el “conforme con dichas facturaciones sin realizar por su servicio comprobación alguna, ni documental ni personal”.

Respecto de la memoria general de los trabajos correspondiente al año 2014, la denuncia explica que está firmada por el Jefe de los Servicios Técnicos de Fiestas Mayores, Rafael Carretero Moragas, con fecha “31 de noviembre de 2014”, pese a tratarse de “un día inexistente pues noviembre tiene 30 días, y ser firmado seis meses después de la celebración de la feria, por lo que no puede ser una previsión de servicios sino la mera constatación de los ya efectuados, inutilizando todo control a posteriori”.

En esta memoria, en la acción programada sobre vigilancia del recinto ferial se calcula un total de 1.520 horas de vigilante y 760 horas de vehículo. Sin embargo, “cuando se hace el resumen desglosado de horas del servicio de vigilancia de las 13 acciones programadas, se incrementan las horas de vigilante ascendiendo a 1.950 horas y lo mismo sucede con las de vehículo, ascendiendo a 975 horas, lo que supone un incremento injustificado de 430 horas de vigilante y 215 horas de vehículo”. En la valoración económica del mencionado apartado, se incrementa correlativamente su importe, y no se justifica en modo alguno en la memoria ese incremento “tan notable de horas, lo que supone un incremento en vigilancia de 5.117 euros (430 x 11,90) y en vehículo de 1.075 euros (215 x 5)”, añade la fiscal jefe.

De otra de las empresas investigadas, Quitasol, la Fiscalía dice que no hay constancia de que Carretero le haya abonado a dicha sociedad los trabajos de montaje y desmontaje de su caseta en el año 2014, ni tampoco los trabajos realizados por la empresa AEM Vázquez en la misma caseta por importe de 1.272,92 euros. La empresa Remsa, que suministra 50 módulos prefabricados de aseos, colocó tres unidades en su caseta “de forma gratuita”.

La denuncia recuerda que un arquitecto técnico de la Delegación de Fiestas Mayores denunció ante el Ayuntamiento que en la ejecución de los contratos relacionados con la feria de 2014, hay “numerosas discrepancias entre las obras y servicios previstos y lo realmente ejecutado en cada uno de ellos (abono de trabajos no realizados, duplicidad en el abono de un mismo trabajo, trabajos no justificados, trabajos realizados por operarios sin titulación, etc)”.

El denunciante señala como conocedor de esas discrepancias a su jefe, Rafael Carretero Moragas, responsable de la Sección Técnica de Fiestas Mayores, e indica que por motivos de escasez de personal y tenerse que dedicar a labores ajenas a sus funciones específicas, ha estado “firmando las certificaciones de obras en años anteriores sin comprobación, confiando plenamente en la gestión de su superior hasta los expedientes de Feria 2014”.

En relación con la Feria de 2015, en la que Carretero ha estado “apartado” de la dirección técnica, en los expedientes relativos a estructuras modulares y tubulares, firma también como “técnico director de las obras y ello pese a continuar el mismo estado de irregularidades conocidas por el Ayuntamiento” y que dieron lugar a la denuncia del Consistorio ante la Fiscalía, realizando Carretero una “doble firma validando la corrección de las certificaciones”. El técnico de Intervención del Ayuntamiento siguió detectando “numerosas irregularidades iguales a las denunciadas sobre 2014”, y pese a que el servicio y la sección técnica de Fiestas Mayores habían sido “advertidos suficientemente de las irregularidades, han proseguido con la misma dinámica”.

La denuncia de la Fiscalía cita un informe del asesor técnico de la Intervención Municipal para concluir que Carretero firma como jefe de los servicios técnicos, un “puesto inexistente” en el organigrama del Ayuntamiento, y “asume la incoación y tramitación de la totalidad de los expedientes de obras, servicios y suministros, independientemente del carácter técnico o administrativo de los mismos”, lo que según la Fiscalía puede ser una “irregularidad administrativa asumida por el Ayuntamiento en la tramitación de las certificaciones de obras de la Feria”.

El informe del técnico reitera las “irregularidades de carácter administrativo que se suceden sin dar cuenta de las mismas al órgano superior y con, un aparente, desuso total de la ley de contratos del sector público y del procedimiento administrativo, falta de transparencia entre lo proyectado y la realidad ejecutada, además de errores materiales y aritméticos así como actuaciones que pueden ser de dudosa legalidad”.

El técnico de Intervención realiza un análisis minucioso sobre el Expediente número 164/13, relativo a “Obras de instalación de estructuras tubulares para la cubrición y ornamentación de casetas de uno o más módulos, revestido y pintura de las portadas de Feria” y concluye, respecto estrictamente de estas instalaciones que el contenido de las relaciones valoradas “no es correcto, no se atiene a la realidad y no son fiables; existe duplicidad de trabajos; detecta errores aritméticos no favorables al Ayuntamiento al respecto de cuantía de horas de servicios prestados en Seguridad”, afirma la Fiscalía.

Finaliza el informe afirmando que la proyección a la totalidad de los contratos y de las unidades de obra, supondría una “cuantía significativa de dinero que está siendo aparentemente gestionado al margen de la normativa vigente”. Concluye que se estaría hablando de un 2,5% de desviación en las cuantías de los expedientes, que teniendo en cuenta que el montante contratado supera los tres millones de euros, sería de 75.000 euros aproximadamente. “Cuantía que podría ser perfectamente extrapolable a los años anteriores, dado el carácter repetitivo de los expedientes y coincidencia en las cuantías de las certificaciones”. El técnico advierte del carácter mínimo de este cálculo, ya que presupone que “la cuantía posiblemente es mayor, al haber comprobado que algunas mediciones de la relación valorada están por encima de la realidad”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios