El transporte entre el aljarafe y la capital Ampliación de la red de Cercanías

Fomento ampliará el Cercanías hacia el Aljarafe en el año electoral

Comentarios 0

La ministra de Fomento, Magdalena Álvarez, puso ayer fecha al inicio de las obras para ampliar la red de trenes de cercanías de Sevilla hacia el Aljarafe y la isla de la Cartuja conforme al Plan de Cercanías presentado en noviembre de 2006. Será el próximo año, previsiblemente en vísperas de las elecciones autonómicas y generales que acontecerán el 9 de marzo, cuando arranquen los primeros movimientos de tierra para la puesta en marcha de dos nuevas líneas ferroviarias en la provincia: la C-5, que comprende el tramo viario por el Aljarafe Norte entre Sevilla y Benacazón; y la C-2, que enlazará la ciudad con la isla de la Cartuja con nuevos apeadores en el Estadio de la Cartuja y San Jerónimo.

El proyecto de Cercanías que pretende deshacer el nudo diario de los atascos de tráfico en la bajada del Aljarafe está presupuestado en 129 millones de euros, una cantidad que, por lo pronto, sólo aparece esbozada en 2008 en los Presupuestos Generales del Estado para Sevilla, con una primera consignación anual de tres millones de euros, lo que representa el 2,3 por ciento de los fondos necesarios para completar las nuevas líneas ferroviarias del Aljarafe Norte y la Cartuja. Buenas intenciones con una pátina electoralista, pero con poco respaldo financiero.

Asidua a las ruedas de prensa en Sevilla desde que estallara la crisis de las obras del AVE en Barcelona y su consiguiente afección a los Cercanías en la Ciudad Condal, Magdalena Álvarez confirmó ayer en declaraciones a los periodistas lo que el propio secretario provincial del PSOE, José Antonio Viera, había anunciado en julio pasado tras un encuentro mantenido con la secretaria general de Infraestructuras, Josefina Cruz Villalón, quien entonces avanzó que la redacción del pliego de condiciones tendría un plazo de cinco meses y que habría fondos estatales para 2008. El anuncio de Álvarez, además, llega cuatro días después de que el presidente del PP-A, Javier Arenas, hubiese hecho público su compromiso de construir la línea de ferrocarriles al Aljarafe en dos años, la mitad del plazo propuesto por el Ministerio de Fomento, además de extenderla a otras localidades, como Huévar del Aljarafe y Carrión de los Céspedes.

El Cercanías para el Aljarafe prevé utilizar la actual línea Sevilla-Huelva que funciona con carácter regional, con un recorrido de 32 kilómetros por la zona norte de la comarca -que no se encuentra entre las más saturadas, pero que tiene mayores previsiones de crecimiento poblacional e industrial en los próximos años que el resto-.

Al margen de la adquisición de los trenes, el grueso de la inversión se destinará a las obras de remodelación de las estaciones de Villanueva del Ariscal-Olivares y la de Sanlúcar la Mayor, que ya existen, pero donde el tren no para. Además hay que construir otros nuevos apeaderos para los municipios de Camas, Santiponce, Salteras-Valencina y Benacazón. Esta línea, la C-5, conectará las principales poblaciones del Aljarafe Norte y (nueve municipios, incluido Albaida del Aljarafe) y dará cobertura a una población de 77.000 personas.

Los plazos del Cercanías del Aljarafe serán los mismos que para la conexión mediante Cercanías de la isla de la Cartuja (C-2) con Santa Justa y el resto de la red, un proyecto que recoge la construcción de la nueva estación de San Jerónimo -donde conectará con la C-5- y la remodelación de los apeaderos de la propia Cartuja y del estadio. Este enlace, que podría estar concluido para finales del próximo año, cobra importancia por el volumen de trabajadores que, a diario, salen y entran en el parque tecnológico: 25 personas, de ellas, 13.260 trabajadores de las 329 empresas, organismos e instituciones radicadas en la Cartuja.

Vinculados con el Plan de Cercanías están los aparcamientos disuasorios que se construirán junto a las terminales, que serán financiadas con las aportaciones del resto de administraciones, entre ellas la Junta y los consistorios de los municipios que enlazará la C-5.

La red de Cercanías quedará ampliada con estos ramales en 43 kilómetros más hasta llegar a los 236, mientras que el número de líneas pasará de tres a cinco y las estaciones de 22 a 39. Además, se pondrán en servicio cuatro nuevos intercambiadores con la red de Metro en San Bernardo, Pablo Olavide, Santa Justa y Palacio de Congresos.

más noticias de SEVILLA Ir a la sección Sevilla »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios