Gabriel, el primer bebé que ve la luz del nuevo año

  • Este 2008 comienza con un pequeño más en la familia de Lourdes León y Carlos de Alba, padres de dos niños más

Comentarios 1

Diez minutos después de la última campanada. Es el momento que escogió el pequeño Gabriel para nacer en el Virgen del Rocío, convirtiéndose así en el primer sevillano que ve la luz este año 2008. "No nos dio tiempo a tomar las uvas y las campanadas sólo las escuchamos de lejos", comentaron sus padres, Lourdes León y Carlos de Alba, mientras contemplaban ayer con profunda ternura a su recién nacido en la habitación del Maternal.

Con su hermoso bebé de 2,930 kilos y 48 centímetros, Lourdes León se convirtió la madrugada de ayer en la primera madre en dar a luz en Sevilla. Las contracciones comenzaron a las nueve y media de la noche del 31 de diciembre y a las doce empezó a dilatar. Su gran familia -seis hermanos, seis cuñados y los abuelos- permanecieron la última noche del año muy cerca de ella, pero "antes de las uvas les dije a todos que se marcharan para que celebraran el Fin de Año", recuerda esta madre. Así lo hicieron todos sus familiares, pero casi no pudieron probar bocado. No era para menos, todos sus hermanos sólo tenían pensamientos para el pequeño que estaba a punto de venir. A las doce y diez minutos Gabriel se asomó al mundo. El pequeño tenía prisas por llegar, ya que la fecha prevista por los médicos para su nacimiento era el próximo 22 de enero. Junto a Gabriel, un pequeño José Manuel ocupa otra cuna de la habitación 209, junto a su madre, Carolina, que le dio a luz a las tres y media del 31 de diciembre.

Gabriel es el tercer hijo de Lourdes y Carlos, padres de otros dos pequeños, Sebastián de cinco años; y Nicolás de dos años y medio. "No le faltan compañeros de juego, y a mí tampoco me faltará trabajo", comenta con una enorme sonrisa esta madre de 38 años y vecina de la Puerta Osario. Profesora de Estética en cursos de Formación Profesional, Lourdes reconoce que "es muy duro ser madre de familia numerosa y trabajadora". El cheque-bebé que concede el Gobierno por tener un niño y ser familia numerosa -3.500 euros- "es de gran ayuda durante el primer año, sobre todo porque tendremos que contratar a una persona cuando comience a trabajar". De momento, Lourdes disfrutará de su baja maternal. Además del trabajo que suponen tres niños pequeños para una pareja, "las ventajas de una familia numerosa son muchas", señala. "Tengo seis hermanos, mis compañeros de juegos cuando era niña. No habría cambiado mi infancia por nada en el mundo. Siempre tengo a mi familia para lo que necesite", dice orgullosa.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios