El juez Garzón libera a dos narcos tras el robo de la droga en Jefatura

  • Con estos dos últimos son ya siete los sospechosos excarcelados por la sustracción de los estupefacientes · Los dos sevillanos fueron arrestados en 2007 con 23 kilos de heroína que desaparecieron en el depósito

Comentarios 4

El robo de 100 kilos de cocaína y heroína en la Jefatura Superior de Policía de Blas Infante sigue obligando a los jueces a poner en libertad a presuntos narcotraficantes. El juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón ha excarcelado recientemente a dos sevillanos que fueron arrestados en octubre de 2007, en el transcurso de una operación policial en Sevilla que se saldó con la incautación de 23 kilos de heroína, el mayor alijo de esta sustancia aprehendido ese año por la Policía en la provincia.

El auto del titular del juzgado central de Instrucción número 5 de la Audiencia Nacional se produjo después de que las defensas de los imputados solicitaran un contraanálisis de las sustancias intervenidas. Esa prueba arrojó un resultado negativo, puesto que las sustancias estupefacientes habían desaparecido como consecuencia de los reiterados robos que la Policía Nacional detectó a principios de junio de 2008, pero que venían registrándose desde varios meses antes de esta fecha.

Un informe del área de Sanidad de la Subdelegación del Gobierno en Sevilla, que practicó el nuevo análisis de las sustancias intervenidas en julio de 2008, pone de manifiesto que en las 10 tabletas de polvo ocre que integraban las muestras "no se detectan principios activos estupefacientes o psicotrópicos incluidos en las listas de la Convención Única de 1961 de Estupefacientes y el Convenio sobre sustancias psicotrópicas de 1971".

A raíz de ese contraanálisis negativo y ante la petición de libertad planteada por las defensas de los dos sevillanos, el juez ha decidido su puesta en libertad provisional, en un auto en el que le impone a cada uno de los sospechosos una fianza de 15.000 euros y la obligación de comparecer cada semana ante la autoridad judicial, además de prohibirles la salida del territorio nacional. La resolución de Garzón justifica la excarcelación de los sospechosos al haber disminuido "el riesgo de sustracción a la Justicia".

Para tratar de acreditar la realidad del alijo, el juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón ha requerido a la unidad cinológica de la Policía que devuelvan una muestra de 108 gramos de este mismo alijo de heroína que le fueron entregados a este grupo con la finalidad de adiestrar a los perros encargados de rastrear este tipo de sustancias estupefacientes, según han confirmado fuentes de la investigación.

La operación en la que fueron detenidos los dos vecinos de Sevilla se remonta a finales de octubre de 2007, cuando la Unidad de Drogas y Crimen Organizado (Udyco) de la Policía sorprendió en un hotel al cabecilla de la banda, el ciudadano turco Samet Y., de 38 años. El individuo, que llegó a España hace siete años como sicario, se desplazó desde Madrid expresamente para dirigir una entrega de 23 kilos de heroína a un clan local de Sevilla.

El líder de la organización había trabajado desde su llegada a España como guardaespaldas de otros narcotraficantes de origen turco y fue ascendiendo posiciones hasta que pudo dirigir su propia banda. Su actividad había sido detectada por los agentes de la Dirección General de la Policía hace siete años y se le relaciona con la familia Isik, uno de los clanes internacionales de distribución de heroína más activos de Turquía. La droga fue intervenida en un doble fondo de un turismo y tenía en el mercado negro un valor de 4,5 millones de euros, aunque esta cifra podría multiplicarse si se rebajaba la sustancia y se mezclaba con otras. La Policía detuvo además a un ciudadano búlgaro y a dos sevillanos, uno de los cuales viajaba en una motocicleta que precedía al vehículo en el que se ocultaban las sustancias.

Con la puesta en libertad provisional de estos dos últimos presuntos narcotraficantes, se eleva a siete el número de sospechosos que se han beneficiado del robo en la jefatura de Policía. En los otros casos, los supuestos narcotraficantes fueron liberados después de que los contraanálisis a los que fueron sometidos las sustancias intervenidas pusieran de manifiesto que se había producido un cambiazo de los estupefacientes por otras sustancias como cafeína o yeso.

El juzgado de Instrucción número 19 de Sevilla, que investiga el robo de cien kilos de cocaína y heroína en los depósitos de la Jefatura de Policía de Sevilla, ordenó recientemente el ingreso en prisión de dos personas relacionadas con la sustracción de los estupefacientes, aunque ninguna de ellas pertenece a la Fuerzas de seguridad del Estado.

Una unidad de Asuntos Internos de la Policía continúa investigando el robo de la droga de unas dependencias a las que sólo tenían acceso los agentes de la Udyco, lo que hizo que desde el primer momento las pesquisas se centraran sobre este grupo agentes, que han sido sometidos a pruebas de ADN.

El PP anunció esta semana que pedirá en el próximo Pleno del Congreso al ministro del Interior el "cese inmediato" del delegado del Gobierno en Andalucía, Juan José López Garzón, por el robo de la droga en las dependencias policiales.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios