Gestiones para que la joven amenazada vuelva a su piso en San Jerónimo

  • Unión Romaní actuará de mediadora ante la familia que la obligó a abandonar su domicilio

Comentarios 2

El Ayuntamiento de Sevilla, la ONG Unión Romaní y vecinos de San Jerónimo se reunieron ayer para encontrar una solución al caso de R.V.S., la vecina que posee un piso en la calle Boquerón y que tuvo que abandonarlo por las continuas amenazas y agresiones por parte de una familia que reside en un piso aledaño.

Los residentes acusan a esa misma familia, que se gana la vida con la venta de chatarra y lleva viviendo en el piso desde 2004, de las sustracciones de ropa y objetos del patio comunal conformado por las calles Boquerón, Anguila, Mejillón y Salmón.

Los vecinos recogieron 500 firmas de apoyo a la amenazada. "La última vez que estuve allí", ha confesado la víctima de las agresiones, "tuve que acudir con la Policía para recoger mi ropa e irme a casa de mis padres a vivir".

El presidente de la asociación de vecinos El Empalme, de San Jerónimo, Ángel Vallano, dijo a Europa Press que entre todos trabajarán para lograr que la joven vuelva a su casa.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios