"El Gobierno debería aplaudir a la Iglesia en lugar de reprocharnos"

  • El cardenal defiende el derecho de los objspos a opinar

Comentarios 14

El cardenal de Sevilla, Carlos Amigo Vallejo, pidió ayer el cese de la polémica por las recomendaciones pastorales de los obispos de cara a las próximas elecciones generales y autonómicas de marzo, ya que, según dijo, "entre todos tenemos que volver la cabeza y dejar de polemizar. Las polémicas no ayudan, hay que centrarse en asuntos más trascendentales y abogar por el diálogo".

Amigo Vallejo indicó que el Gobierno "debería aplaudirnos" en lugar de proferir reproches a la Iglesia, ya que "cualquier aportación, venga de la institución que venga, supone un enriquecimiento". El cardenal se mostró a favor del diálogo, la libertad de expresión y el respeto: "Cada uno tiene que poder expresar libremente sus opiniones sin que le tachen de integrista o progresista, así como también aceptar que otros opinen de forma diferente", añadió. "Las opiniones de los obispos no deberían asustar a nadie. Ésta no es una película de buenos y malos".

El prelado subrayó que todo lo que atañe a la vida "no puede ser coto cerrado para las personas. No se trata de que la Iglesia entre en campaña sino de que se interese por todo aquello que es del bien común", y recordó que las recomendaciones pastorales no son nuevas. "Si tenemos por delante unas elecciones y temas que preocupan a la ciudadanía como la vivienda, el paro, la paz, el chabolismo, la educación o la inmigración, no nos vamos a pronunciar sobre la pesca del bacalao", ironizó Amigo, quien dijo estar "plenamente de acuerdo" con la opinión de la Conferencia Episcopal y de los Obispos del Sur y respetar el manifiesto firmado en contra por 260 católicos sevillanos, entre los que se encuentran algunos sacerdotes.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios