El Gobierno ganará 316 millones en plusvalías por hacer pisos en dos cuarteles

  • El Ministerio de Vivienda inicia los trámites para edificar 547 VPO en Eduardo Dato y prolongación de la Palmera · Defensa venderá otros 650 pisos de renta libre y locales comerciales

Comentarios 18

La recalificación urbanística para viviendas pactada por el Ministerio de Defensa y el Ayuntamiento de Sevilla de dos cuarteles ubicados en las zonas de mayor proyección residencial de la ciudad como son Nervión y la prolongación de la Palmera reportará al Gobierno central más de 316 millones de euros en plusvalías, según el valor actual del metro cuadrado construido tanto en vivienda de renta libre como protegida y edificaciones de uso terciario calculado por empresas consultoras y constructoras. Se trata del primer paquete de urbanización de acuartelamientos que Defensa mantenía sin uso en la ciudad y que servirán, ahora, para sanear el presupuesto de la administración central con unas plusvalías millonarias que redundan sólo de soslayo al Ayuntamiento de Sevilla, que con este convenio ganará poco.

Acaso engordar la nómina de construcción de VPO, que el Ministerio de la Vivienda se encargará de adjudicar bajo los requisitos y el registro de demandantes de Emvisesa, y tres cesiones complementarias más: oficializar el uso del cuartel de San Fernando, que ya ocupaba como cochera de Tussam; la fábrica de Artillería, en San Bernardo, que tendrá usos culturales, y parte del suelo del cuartel de Santa Bárbara, en Eduardo Dato, sobre el que se levantará el nuevo parque central de bomberos, indicó ayer el portavoz del gobierno, Emilio Carrillo (PSOE).

El negocio por la recalificación del grueso del suelo cuartelario volará a Madrid merced a una operación más cercana al lucro y la especulación que a una desafectación bajo el criterio de utilidad y solidaridad social.

La construcción de VPO, condicionada tanto por el PGOU como por el acuerdo firmado el pasado año con el Ayuntamiento de Sevilla, arrojará una nueva bolsa de 547 pisos en dos enclaves preferentes, la mayor parte de ellos en régimen de alquiler para jóvenes y familias de rentas bajas.

Noventa y ocho se construirán en el cuartel de Santa Bárbara, en Eduardo Dato, con una edificabilidad prevista de 10.120 metros compatibles con otros 8.634 de uso comercial en la planta baja que se reservará Defensa. A estas se sumarán otras 177 viviendas de renta libre que, según la inmobiliaria Salvago, reportarán al Estado 99,2 millones de euros -a razón de 5.252 euros cada metro de los 18.890 previstos-. Las plusvalías por la edificación de VPO podrían ascender a 10,8 millones -a razón de 1.118 euros el metro construido, según Dolmen Consultores-.

En la avenida de Jerez, donde ha sido recalificado el cuartel de Daoiz y Velarde, 44.392 metros cuadrados serán para viviendas de renta libre con una patrimonialización que superará los 137,5 millones de euros, según el precio del metro cuadrado construido en la zona Sur estimado por la inmobiliaria Salvago. Otros 44.098 metros se destinarán a la construcción de 449 VPO, lo que generará un negocio de 49,3 millones (a 1.118 euros el metro según el IV Plan Andaluz de la Vivienda actualizado en 2007). Otros 37.925 metros serán para servicios terciarios, lo que arrojará un saldo de 18,9 millones, según la estimación de precios de la consultora Inerzia.

El director general de la Entidad Pública Empresarial de Suelo (Sepes), Félix Arias, trasladó ayer al alcalde, Alfredo Sánchez Monteseirín, el inicio de las actuaciones urbanísticas para edificar las VPO.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios