Goteo de inauguraciones en las 'setas'

  • Esta semana se han estrenado la pasarela y el 'Antiquarium' con éxito de público · Sacyr confirma que los locales comerciales abrirán dentro de un mes, aunque aún no hay fecha de apertura para los restaurantes

Comentarios 12

Dos días después de que abriera las puertas al público la pasarela elevada del Metropol Parasol, ayer le tocó el turno al Antiquarium, un espacio de 5.000 metros cuadrados que ocupa el sótano del edificio y que alberga restos romanos y almohades que fueron descubiertos durante las obras de construcción de este complejo. Más de 2.400 personas se acercaron a visitar esta exposición que completa aún más la oferta de la setas de la Encarnación, en las que aún quedan por abrir una docena de locales comerciales y los restaurantes panorámicos.

La opinión generalizada de las personas que acudieron ayer al Antiquarium fue bastante positiva. La mayoría de los que se acercaron lo hicieron de casualidad. "Iba a subir a la pasarela y me han informado de que hoy se inauguraba esto", declaró José Lozano. El paseo elevado de las setas no ha dejado de recibir visitas durante toda la Feria, y en sus primeros días ha tenido una media de 2.200 visitantes diarios, el 70% de ellos, provenientes de Sevilla. Gran parte de estas visitas lograron que ayer se llenase un museo que tiene capacidad para 200 personas. El arqueólogo del Antiquarium, Fernando Amores, afirmó que "esto es un milagro" y recordó "la lucha que supuso el crear este espacio en contra de aquellos que querían construir un parking". Por otra parte, señaló que la exposición aún no está del todo completa, ya que todavía se tienen que incorporar 17 mosaicos y varios objetos romanos. En el primer día de apertura, Amores se mostró sorprendido por la reacción de los visitantes: "Se asombran porque no se imaginan este espacio tan alto y tan amplio en un lugar como éste y se olvidan de que están bajo la Plaza de la Encarnación".

Uno de estos visitantes, Antonio Villar, apuntó -mientras interactuaba con una de las múltiples pantallas táctiles repartidas por toda la sala en la que se ofrecen datos sobre los restos- que "esto va a tener más éxito que la Giralda o el Alcázar". A Inmaculada Díaz le gustó "el contraste que produce ver estos vestigios aquí abajo y la estructura tan moderna de las setas arriba". Por su parte, Antonio Herrero calificó de "maravilla" el Antiquarium. "Es una joya y ha quedado perfecto". Algunos como Rosario Rosado, señalaron el parecido de la exposición con las ruinas de Itálica, mientras que visitantes como José Luis González y Jesús Ballesteros, aseveraron que "es obvio que con el tiempo, el conjunto de las setas va a traer muchos beneficios para Sevilla".

Sin embargo, también hubo algunas críticas. José Álvarez afirmó que "se me caen dos lagrimones cada vez que pienso en el coste de esta obra", haciendo referencia a los cerca de 100 millones de euros que ha costado el Metropol Parasol (de los que 5 millones han ido a parar al Antiquarium). Por su parte, Alberto Sánchez dijo que "aunque suelo criticar mucho al alcalde, Monteseirín ha sido el que más ha hecho por Sevilla".

Precisamente, ayer visitó el Antiquarium el delegado de Urbanismo del Ayuntamiento hispalense, Manuel Rey. El edil hizo una valoración "muy positiva" del resultado de la sala y aseguró que la inversión realizada en dicho espacio "se rentabilizará en muy poco tiempo". Además, confirmó que el Antiquarium está "en perfecta disposición de albergar el Tesoro del Carambolo", que se encuentra a la espera de que se culmine el procedimiento legal que impide exponerlo en el Antiquarium, un espacio cuya entrada será gratuita para los sevillanos pero que le costará dos euros a los turistas y 8,5 euros si en la entrada se incluye una visita al Alcázar.

Con un Metropol Parasol más lleno de gente gracias a los dos espacios recién inaugurados, ayer, algunos de los comerciantes del mercado de abastos del edificio afirmaron que aunque la Feria "está mermando las ventas", éstas han subido más de un 50% desde que se encuentran en su nueva ubicación, según comentó el frutero Francisco García. "Esto parece otro mundo, vienen muchísimos turistas. En la Semana Santa de años anteriores nuestro antiguo mercado estaba muerto pero ahora nos va realmente bien", indicó Toñi González, dueña de una tienda de golosinas. Juan Vázquez, presidente de los placeros, confirmó la subida de público y ventas y anunció que todos los puestos de la plaza se encuentran ya ocupados.

No obstante, para que el Metropol Parasol funcione a pleno rendimiento, todavía faltan por abrirse una docena de locales comerciales que, según Sacyr (empresa que explota el complejo), empezarán a hacerlo paulatinamente dentro de un mes. Lo que aún no está claro es cuándo se estrenarán los restaurantes panorámicos de las setas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios