Griñán confía en "salir pronto" de la crisis gracias al esfuerzo inversor

  • Los Presupuestos priorizan el fomento de la actividad empresarial y el empleo

Elaborar un presupuesto en tiempos de crisis. La "incertidumbre" sobre la situación económica internacional que planeaba cuando se idearon las cuentas del presente año son hoy una realidad cierta y, bajo esta premisa, la Junta de Andalucía presentó ayer un proyecto de Presupuestos para 2009 que tratará de "incidir" sobre la crisis. El día en que España se situó al borde de la recesión -el PIB cayó por primera vez en 15 años-, José Antonio Griñán, vicepresidente económico de la Junta, inició el trámite parlamentario para la aprobación del primer Presupuesto de la legislatura con la tradicional entrega del proyecto de presupuestos -en formato digital- a la presidenta de la Cámara, Fuensanta Coves.

Griñán desprendió optimismo al confiar en unas cuentas que "favorezcan el crecimiento económico, la creación de empleo para luchar contra la crisis y, sobre todo, para salir pronto de ella y en las mejores condiciones".

El escenario no es el más halagüeño. La tasa de crecimiento esperada en 2009 para la economía andaluza se encuentra lejos de la media de los últimos años. Las revisiones a la baja de esta previsión de crecimiento se han ido sucediendo hasta caer en un 1,4% para el presente año y a un 1% para 2009. La Junta es consciente de que esta previsión traerá consigo una fuerte reducción de los ingresos tributarios de la comunidad y anota, en particular, los asociados al sector inmobiliario como transmisiones patrimoniales y actos jurídicos documentados, que aumentaron en los últimos años por el boom inmobiliario y ahora descienden en caída libre. ¿Cómo se aspira a salir de la crisis? Austeridad y ahorro, por un lado, y mantenimiento del esfuerzo inversor recurriendo al endeudamiento.

La Junta sostiene que, gracias al ahorro conseguido en años pasados, ahora puede endeudarse en 1.616 millones -el 1% del PIB- con el objetivo de mantener las dos "grandes prioridades": la inversión pública y la red de protección social. El "esfuerzo" para "luchar" contra la crisis se centrará en el fomento de la actividad empresarial, con una inversión de 8.620 millones de euros, y en destinar 1.283 millones contra el alza del desempleo, para "aquellas personas que han perdido su trabajo, que puedan encontrarlo pronto o para aquellas que lo buscan y todavía no lo han encontrado", anotó Griñán a los periodistas.

Las políticas sociales absorberán el 59,5% de los 33.764 millones de euros del Presupuesto de 2009. Con estas partidas, Griñán aseguró que se pretenden "sostener" las rentas familiares a través de programas específicos, como el aumento "sustancial" de plazas de guarderías, el incremento de ayudas para las personas dependientes que aumentará sus fondos hasta los 530 millones de euros o la gratuidad de los libros de texto en primaria y secundaria, entre otras actuaciones.

El principio de austeridad se materializa en los capítulos de gasto corriente, salvo los concernientes a los servicios públicos fundamentales -educación, salud y justicia-. El personal crece en torno al 4,5%, por debajo de la media, y la oferta pública de empleo alcanza el nivel más bajo de la década de los 90. A la administración general limitará la Junta los recortes presupuestarios, unido al "esfuerzo especialmente intenso de contención" en los sueldos de los altos cargos.

Otro de los frentes abiertos al que deben responder las cuentas autonómicas son las reivindicaciones de los ayuntamientos de conseguir una mejora en su financiación. El también consejero de Economía y Hacienda aseguró que las cuentas tienen un marcado acento municipalista, al aumentar en un 25% la financiación incondicionada destinada a las entidades locales. Además, un "enganche" jurídico prevé la participación de los municipios en los tributos de la comunidad, cuando se aprueben las leyes destinadas a ello.

Las primeras cuentas de la presente legislatura, diseñadas "durante y para" la crisis, inician el trámite parlamentario con el no anticipado de la oposición, que considera "ajenos" a la realidad los Presupuestos como instrumento para luchar contra la crisis. La mayoría socialista en la Cámara permitirá que las cuentas prosperen y pasen a ser debatidas en comisión, donde se enmendará su articulado. Los Presupuestos serán previsiblemente aprobados por el Parlamento en el último pleno de este periodo de sesiones, a finales de diciembre.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios