La Hacienda local deja a Urbanismo sin 9,3 millones y aumenta su penuria

  • La Gerencia sólo ha recibido el 57% de los fondos municipales asignados en 2013

No es la única causa de sus males, pero influye decisivamente. La Gerencia de Urbanismo no padece una economía lastrada sólo por el incumplimiento sistemático del Ayuntamiento a la hora de transferirle los fondos comprometidos en los presupuestos. Pero si las sucesivos gobiernos locales hubieran cumplido con estas obligaciones, las arcas de la Gerencia podrían tener ahora una situación quizás más aliviada. La Gerencia ha dejado de ingresar 211 millones de euros desde el año 2000. El último ejemplo está en el año 2013, en el que la Hacienda local debía haber transferido una partida para gastos corrientes de 21,8 millones. Pero sólo llegaron 12,5 millones, el 57% de lo esperado, al menos así figura en la liquidación oficial del presupuesto de este organismo autónomo. Tal como se aprecia en la tabla que ilustra esta información, los incumplimientos en las transferencias son continuos y por parte de ejecutivos de distinto signo político.

Los representantes de los trabajadores echan aún más en falta estas transferencias en épocas de penurias pronunciadas como en la actualidad, cuando sólo suben los ingresos correspondientes a las tasas de ocupación de la vía pública para la instalación de veladores, que se han duplicado en solo dos años. Los demás registros económicos no se parecen ni de lejos a los de los años del boom inmobiliario.

La Gerencia de Urbanismo es el gran agujero negro del Ayuntamiento, hasta tal punto que miembros del gobierno local han apuntado en privado a la idoneidad de apostar por su disolución y que sus funciones sean asumidas directamente por una delegación municipal.

El interventor ha instado a la Gerencia a tomar medidas ante el elevado remanente negativo de tesorería (el déficit general que se arrastra es de casi 17 millones) y ante el elevado número de pagos pendientes a proveedores (8,7 millones) con ocasión del informe sobre la liquidación del presupuesto, avanzado por este periódico en su edición del jueves.

El informe, que tiene fecha del pasado 16 de abril, revela la debacle económica del otrora organismo autónomo más codiciado. El nivel de ejecución presupuestario fue de un 18,5%, el más bajo de los últimos años. Llama la atención que en el capítulo de las inversiones el porcentaje de ejecución es del 3,78%, por lo que el 97% del presupuesto disponible no se ejecutó. El año anterior, la ejecución fue del 29%. Los números reflejan la parálisis de la actividad urbanística.

La Gerencia cerró 2013 con 8,7 millones de euros pendientes de pago a proveedores, una deuda comercial elevada que lastra las cuentas y que condicionará la elaboración del presupuesto de 2015. En cuanto al ejercicio de 2013, el déficit es de 5,6 millones de euros, el peor resultado de los últimos ejercicios, pues los años 2012 y 2011 se cerraron con números positivos. Llama la atención que el presupuesto de ingresos fuera de 299.615.000 euros, pero que sólo se obtuvieran derechos reconocidos de cobro por 50,4 millones. Y que la previsión de gastos fuera de 299.615.000 euros y sólo se hayan registrado obligaciones reconocidas por valor de 55,4. La gestión también refleja resultados, cuando menos, destacables, pues de los 50,4 millones que debían cobrarse, sólo hay 30 recaudados y quedan 20 pendientes de cobro. Y de los 55 millones de obligaciones reconocidas en gastos, se han pagado 46,6 y están pendientes los referidos 8,7 millones.

Los rectores de la Gerencia destacan que el nivel de ejecución en gastos corrientes ha sido el "mejor" de la historia en Urbanismo, con un 91,73% y con 1,8 millones de euros no ejecutados en gastos de personal y corriente, lo que se considera un ahorro sustancial.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios