La Hispalense adjudica por 1,4 millones parte de la reforma del Rectorado

  • Las obras se centrarán en las dependencias situadas en torno a la planta alta del patio central de la antigua Facultad de Derecho

La Universidad de Sevilla ha adjudicado por un importe de 1.419.874,22 euros un proyecto de obras en el marco de la reforma interior de la antigua Fábrica de Tabacos, que alberga la sede del Rectorado de la Hispalense. Tras la finalización de la transformación de las antiguas viviendas de los ingenieros y la tramitación de la restauración de las cuatro fachadas del conocido como patio del ajedrez, ahora le toca el turno a la otra zona de la antigua Facultad de Derecho. El proyecto consiste en la reforma de la planta alta de las dependencias existentes en torno al patio central de este centro para recuperar los pasillos principales y su estado primitivo.

Estas obras se enmarcan dentro del llamado Plan Director aprobado en 2009 y que debería haber terminado en 2013, según anunció en su día el entonces vicerrector de Infraestructuras de la Universidad de Sevilla y ahora consejero de Economía y Conocimiento, Antonio Ramírez de Arellano. Los problemas de financiación han prolongado en el tiempo este ambicioso proyecto.

La crisis ha eternizado la rehabilitación del Rectorado, que fue aprobada en 2009

Según la documentación recogida por Europa Press, la Hispalense, tras partir de un presupuesto base de licitación de 2.210.609,09 euros, ha decidido adjudicar los trabajos al contratista Obrascon Huarte Lain S.A. por algo más de 1,4 millones. Está previsto que las obras comiencen antes de finalizar el año, con un plazo de ejecución de 12 meses.

El ámbito de actuación se limita a la crujía perimetral del patio central, que contiene cuatro aulas (siendo una de ellas el Aula Magna) y ocho despachos, situándose éstos en las crujías de menor dimensión, coincidentes con la crujía original. En estos espacios se mantienen las bóvedas originales. La fachada del patio también será restaurada.

Al variar las necesidades de la Universidad de Sevilla con el traslado de la facultad de Derecho al campus de Ramón y Cajal y la decisión de destinar el Rectorado para las carreras de humanidades, se planteó una nueva reforma regida por el plan director encaminada a devolver al edificio, en la medida de lo posible, su estado original a la vez que se adecua al nuevo programa funcional.

Tras el traslado de la Biblioteca General a Eritaña, el Campus de Humanidades será una realidad una vez que se complete el traslado de la Facultad de Filosofía al edificio del Rectorado. Antes, serán necesarias otras actuaciones para su adaptación que, según la institución académica, están previstas para 2018. La Universidad rechaza dar una fecha aún aunque asegura que los trabajos avanzan a buen ritmo y que el próximo año no ha figurado en ningún momento como fecha prevista.

El proyecto global de la remodelación de la antigua Fábrica de Tabacos se cifra en unos 50 millones de euros.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios