El Hospital Infantil duplicará las consultas de urología pediátrica

  • La renovación del equipo, que ha contado con la incorporación de dos especialistas, permitirá la creación de consultas específicas

La renovación de la sección de Urología Pediátrica en el Hospital Infantil Virgen del Rocío, con la incorporación de las doctoras Rosa Romero y Ana Edith Hernández, ha permitido duplicar las consultas, entre otros avances en un área hospitalaria muy sensible. La ampliación del equipo permitirá al Infantil atender, a la semana, a cien pacientes; en torno a 25 casos al día en las cuatro consultas activas. Con anterioridad funcionaban sólo dos consultas de Urología Infantil.

Además del notable aumento de la actividad asistencial, la responsable de la sección de Urología Infantil, Rosa Romero, ha emprendido varios proyectos, entre los que destacan dos nuevas consultas específicas dedicadas a casos muy complejos: una consulta para secuelas de la espina bífida en el aparato urinario; y otra que atender hispospadias y extrofia vesical. "La espina bífida es un problema neurológico que desencadena secuelas, que también afectan a nivel urológico", explica la doctora Romero. La creación de consultas monográficas dedicadas a casos muy complejos favorecen la superespecialización de los cirujanos y urólogos pediátricos. "Los casos de extrofia vesical contarán con un proyecto propio gracias a la incorporación de Edith Hernández y a la cooperación con el grupo de extrofia de vejiga del Royal Children's Hospital de Manchester", añade la responsable.

La extrofia vesical es una malformación congénita reconocida como enfermedad rara. Uno de cada 35.000 recién nacidos padecen este problema que afecta de manera severa la calidad de vida (tres casos al año en Andalucía). "Son niños que nacen con una alteración del desarrollo de la vejiga y la pelvis. Esto provoca que la vejiga esté abierta en superficie y que además de problemas anatómicos no funcione y se desarrolle bien", explica Edith Hernández, especialista incorporada hace unas semanas al Hospital Infantil.

La doctora Hernández ha impulsado un proyecto de colaboración con el Hospital de Manchester, centro considerado como un referente para el tratamiento de esta malformación congénita grave. El próximo 17 de noviembre un equipo del Hospital de Manchester llegará al Infantil para compartir conocimientos y protocolos. "El objetivo es ofrecer a los niños lo mejor de lo que, hasta ahora, funciona. El manejo de estos niños del Hospital de Manchester es el que más resultados aporta a nivel europeo", explica la responsable. Este proyecto se traducirá en nuevos protocolos para tratar estos casos que evitarán, en gran medida, hospitalizaciones innecesarias, lo cual beneficiará al niño y a su familia. "Otro de los objetivos es fomentar los lazos entre los especialistas y las familias, ya que los resultados son mejores", añade.

Otro proyecto consiste en la creación de una unidad de transición para los adolescentes

La sección de Urología Infantil realiza, al año, entre 700 y 800 intervenciones, de las cuales 350 son procesos quirúrgicos para reparar problemas complejos. En torno al 70% de los casos en esta área hospitalaria son atendidos mediante tratamientos médicos, que no requieren cirugía.

Otro de los proyectos consiste en la creación de una unidad de transición dedicada a los pacientes adolescentes que han sido atendidos por pediatras durante toda su infancia. Son niños que partir de los 16 años pasan a depender de Urología de Adultos. La unidad de transición contará con la estrecha colaboración entre los especialistas en Urología Infantil y Urología de Adultos para el desarrollo de la Urología en el adolescente. La colaboración entre ambas ramas de la Urología (adultos y niños) también se reflejará en el equipo multidisciplinar de trasplantes.

Asimismo los urólogos pediátricos (el equipo lo integran cinco profesionales) mantendrán cada semana una consulta en colaboración con Nefrología, para el abordaje de los casos compartidos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios