El Hospital Viamed salva el brazo a un niño pastor marroquí

  • El menor, de 12 años, se electrocutó cuando subía a una torre de alta tensión para vigilar a su rebaño.

Comentarios 1

Los doctores Domingo Sicilia y Joaquín Galache, cirujanos plásticos del Hospital Viamed Santa Ángela de la Cruz, han operado recientemente con éxito a Moussa Bretel, un niño pastor de 12 años procedente de Marruecos que sufrió quemaduras tras electrocutarse en una torre de alta tensión, a la que había subido para vigilar al rebaño. Según ha informado este martes en un comunicado el citado hospital, la intervención ha permitido ahora al pequeño no perder la función de su brazo, unos resultados que este centro ha calificado de muy satisfactorios por cuanto en otros casos con lesiones similares "los pacientes no sobreviven o se hace necesario amputar la extremidad".

En concreto, la operación tuvo lugar el pasado 14 de febrero en los quirófanos del Hospital Viamed, quienes realizaron injertos de la piel del muslo derecho del niño sobre la superficie quemada del brazo. Tras 15 días de hospitalización y una vez verificada la buena evolución de los injertos de piel, Moussa fue dado de alta y se recupera en Ceuta, donde está desarrollando su proceso de rehabilitación.

La intervención fue posible gracias a una cadena de solidaridad y colaboraciones promovida por la ONG Enfermos sin Fronteras, una asociación benéfica sin ánimo de lucro dedicada a la ayuda y colaboración tanto a enfermos como a personas necesitadas sin recursos económicos. Fundada en el  2006 en la Ciudad Autónoma de Ceuta, esta asociación realiza una labor de cooperación en el ámbito internacional, destinando gran parte de su apoyo y fondos económicos a la población marroquí de las zonas intrafronterizas con Ceuta.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios