IU se desmarca del PSOE y defenderá la mezquita en Los Bermejales

  • Torrijos asegura que, tras la sentencia, la Comunidad Islámica tiene derecho a levantar en el barrio un lugar de culto · El socio considera una "excepción" su apoyo a la venta del edificio de Diego de Riaño

El socio de gobierno del Ayuntamiento, Izquierda Unida, ha vuelto a desmarcarse de la posición del PSOE municipal, esta vez a cuenta de la construcción de la mezquita en Los Bermejales. Un día después de que Alfredo Sánchez Monteseirín aclarara su negativa a levantar el templo musulmán en este barrio, el portavoz de IU, Antonio Rodrigo Torrijos, aseguró ayer que sí defenderá la construcción de la mezquita solicitada por la Comunidad Islámica en España en Los Bermejales y negó que en el barrio falte espacio para equipamientos sociales, como reclaman los vecinos.

Torrijos explicó que el tema de la mezquita "se discutirá en el seno del gobierno local" y que ahora "se abre un nuevo escenario", aunque manifestó la intención de su grupo de defender el derecho de la Comunidad Islámica a construir un lugar de culto, igual que están haciendo los mormones en el Polígono Norte o la Iglesia Evangélica en el Polígono Sur.

Los últimos desmarques de Izquierda Unida respecto a decisiones del PSOE se han dado en varios asuntos destacados de la política local y su efecto ha sido que el alcalde ha terminado dando marcha atrás a sus intenciones. IU se opuso a la expropiación de las casas de la calle San Fernando para abrir tres nuevas puertas de acceso al Alcázar y Monteseirín acabó renunciando a esta idea.

Lo mismo sucedió con el plan de remodelación pactado con la patronal para ampliar los veladores de la Alameda. Otra diferencia de opiniones entre PSOE e IU ha sido el cambio de ubicación (del solar de la Feria en Los Remedios a terrenos del Puerto) del proyecto de construcción de la Ciudad de la Justicia, que hasta ahora no ha tenido consecuencias. También ha sucedido al revés. El PSOE acabó descafeinando el plan de peatonalización para blindar el centro, pese a que contaba con el férreo apoyo de IU.

En rueda de prensa, el portavoz de IU aseguró ayer que "no es cierto" que haya ausencia de espacio para equipamientos sociales y añadió que "si lo que piden (los vecinos) es realmente equipamientos sociales para el barrio contarán con el apoyo de IU" pero se encontrarán con la oposición de IU "si lo que piden es simplemente que no se haga la mezquita", ya que, en su opinión, "el liberticidio empieza por coartar la libertad de las minorías".

Torrijos consideró que la sentencia del juez desmonta los tres bloques de argumentos de los vecinos y dictamina en favor "del respeto de la libertad de culto, la igualdad de oportunidades", además "no se condiciona que haya suelo para equipamientos".

La asociación vecinal Bermejales 2.000, que rechaza la mezquita en este barrio, advirtió ayer al alcalde que "debe ejecutar su compromiso" de alejar de esta zona el proyecto y confió en que el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía mantenga la suspensión cautelar del expediente urbanístico que ya decretó el juzgado hasta desestimar el recurso formulado por los vecinos contra la cesión de los suelos.

Por otro lado, el portavoz de IU defendió ayer el apoyo de su grupo al plan de saneamiento de la empresa de autobuses urbanos Tussam y negó que tal apoyo vaya en contra de su ideología. "No es un cambio de estrategia, es sólo un caso de enajenación de una zona, en la que se van a hacer como mucho 23 pisos, para complementar las transferencias de capital a Tussam que permitan seguir financiando un servicio público. Toda norma tiene su excepción. El estado del edificio de Diego de Riaño aconseja enajenar y vender", declaró.

Así pues, consideró que el mantenimiento del servicio público de la empresa municipal de transportes (Tussam) "bien merece" una fórmula "imaginativa", en referencia a la operación urbanística prevista en el Prado para financiar a Tussam. En rueda de prensa, Torrijos, además, admitió que "las empresas públicas siempre son deficitarias" y lamentó que todas las alternativas se critiquen: "Si se aumentan las tarifas se escandalizan, si se hace una transferencia se está descapitalizando la capacidad inversora del Ayuntamiento y ahora la operación prevista también es mala".

Sobre los Presupuestos Municipales de 2008, IU sostuvo ayer que el peso de sus áreas se eleva a 75,79 millones que se destinan al "giro social" que supone su presencia en el gobierno local. Torrijos rechaza que hayan bajado las inversiones: "Ha habido cuatro años de una enorme inversión pública, superior a la de la Expo 92" durante el pasado mandato y ahora hay que acometer "inversiones de reposición para consolidar la transformación urbana y poner Sevilla bonita".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios