Imputan otros dos robos a uno de los causantes del tiroteo de San Juan

La Guardia Civil ha imputado a uno de los dos detenidos por el atraco a una sucursal bancaria de San Juan de Aznalfarache en el que falleció una mujer, Francisco Reyes García, otros dos robos a mano armada cometidos presuntamente en el año 2011 en un local de venta de jamones y en una estación de servicio de Valencina de la Concepción.

Los hechos han sido investigados de forma coordinada por los equipos de Policía Judicial de la Guardia Civil de Sevilla, Valencina de la Concepción y Gines, según informó ayer el instituto armado en un comunicado. En ambos robos, los testigos apuntaron a un varón de mediana edad, 1,75 metros de altura y acento andaluz, que se cubría la cabeza con un casco de motorista y usaba un arma de fuego corta. Tras obtener su botín, partía huyendo en una motocicleta tipo cross.

En el robo a la gasolinera, disparó el arma, tras lo que la Guardia Civil consiguió encontrar el casquillo correspondiente. Una vez que se realizaron las gestiones pertinentes, se logró saber que coincidía completamente con el arma que le fue intervenida a Francisco Reyes cuando se le detuvo por el atraco a una sucursal bancaria ocurrido en mayo 2012 y en el que falleció una mujer que esperaba el autobús, hechos que serán enjuiciados este mes.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios