Ingresa en prisión el joven kurdo que lanzó el zapato a Erdogan

  • El juez rechazó la petición policial para su expulsión.

Comentarios 11

El Juzgado de Instrucción número 11 de Sevilla ha dictado prisión comunicada sin fianza para H.J., el joven kurdo con pasaporte sirio que fue detenido en la noche del pasado lunes tras arrojar un zapato contra el primer ministro turco, Recip Tayip Erdogan, cuando este subía a su vehículo oficial tras haber recibido un galardón en el Consistorio hispalense.

En este sentido, fuentes del caso informaron a Europa Press de que fue alrededor de las 1,00 horas de este miércoles cuando el Juzgado de Instrucción número 11, en funciones de guardia, dictó el ingreso en prisión para el joven, de 27 años de edad, imputado por los presuntos delitos contra la comunidad internacional, resistencia a agente de la autoridad e injurias. 

Asimismo, el Juzgado rechazó la petición realizada por la Policía al objeto de que este joven kurdo fuera expulsado de manera inmediata sin ser juzgado en España, o en su defecto que se decretara su ingreso en el Centro de Internamiento de Extranjeros (CIE) de la localidad gaditana de Algeciras, ya que, según las mismas fuentes, el detenido "está en proceso" de regularizar su situación en España. 

Al hilo de ello, el abogado del joven kurdo, Luis Ocaña, informó a Europa Press de que recurrirá el auto dictado por el juez, ya que entiende que estos hechos son, "como mucho, constitutivos de una falta, y en grado de tentativa", añadiendo que "se trata, en todo caso, de un disparate jurídico", pues, en primer lugar, y respecto al presunto delito de injurias, "no hay ni siquiera una denuncia interpuesta por el supuesto ofendido". 

De igual modo, Ocaña se refirió al presunto delito contra la comunidad internacional, señalando que "se refiere a aquellos casos en los que se atente de manera grave contra miembros de la comunidad internacional, y en este caso el zapato ni siquiera llegó a impactar contra el primer ministro turco", y, respecto al delito de resistencia a agentes de la autoridad, argumentó que "tampoco hay parte de asistencia médica ni tampoco denuncias". 

Los hechos

El ciudadano kurdo fue detenido en la noche del lunes por la Policía Nacional después de arrojar un zapato contra el primer ministro de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, cuando éste abandonaba el Ayuntamiento hispalense, --donde se le había entregado el premio 2009 de la Fundación Sevilla NODO Entre Culturas-- y se disponía a subir a su coche oficial.

El primer ministro turco había recibido el galardón de manos del alcalde de Sevilla, Alfredo Sánchez Monteseirín, y en torno a las 22,30 horas, abandonaba el Ayuntamiento de Sevilla, rodeado por un fuerte dispositivo de la Policía Nacional. Recep Tayyip Erdogan estaba subiendo a su coche oficial en el andén del Consistorio cuando, repentinamente, un individuo alzó el grito de '¡Kurdistán Libre!' y le arrojó un zapato negro de gran talla.

El zapato, no obstante, no alcanzó al dirigente turco, dado que impactó contra la carrocería de su vehículo para rebotar y caer al suelo. Rápidamente, los escoltas del primer ministro y los agentes de la Policía Nacional que custodiaban la Plaza Nueva capturaron al individuo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios