Ingresado después de arrojar los muebles por el balcón

  • La Policía tuvo que cortar la calle e intervino para trasladar al hombre, un joven perturbado

Un hombre de 35 años ingresó el pasado miércoles en el hospital después de que arrojara numerosos muebles y otros enseres a la calle desde el balcón de su casa. La Policía Local tuvo que cortar el tráfico de la calle Cristo de la Sed, en la que ocurrieron los hechos, para evitar que cualquier persona resultara lesionada por el lanzamiento de objetos.

Los agentes entraron en la vivienda con la ayuda de los Bomberos y dieron aviso a los servicios médicos, que decretaron el ingreso involuntario del hombre, que padece una enfermedad mental y estaba sometido a tratamiento médico.

Los hechos ocurrieron sobre las siete de la tarde del pasado miércoles en la citada calle de Nervión, cuando el hombre, que vivía solo, comenzó a lanzar objetos por el balcón de su casa, situada en un tercer piso. El perturbado arrojó un sofá, varias mesas y otros muebles a la calle, sin que afortunadamente no impactara ningún objeto en algún transeúnte o vehículo que pasara en ese momento por allí.

La Policía cortó el tráfico de esta vía, que es muy estrecha y sólo tiene un sentido de circulación, mientras que los Bomberos procedieron a entrar en la vivienda para tratar de calmarlo. Sin embargo, cuando entraron bomberos y policías, el hombre se encontraba acostado y muy tranquilo. Fue examinado por un médico, que decretó su ingreso involuntario en el hospital al tener sus facultades mentales visiblemente lateradas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios