Inquietudes y nuevos retos de un maestro

  • Abogado Amante de la lectura de ciencia ficción, se considera un autodidacta en el toque de la guitarra. Se decantó por los estudios de leyes por influencia de su padre, que ejercía la misma carrera, y tenía la biblioteca llena de libros de Derecho

Dice una canción del cantautor latinoaméricano Ricardo Arjona que los abogados saben poco de amor y que el amor se cohibe en los juzgados. Pero este no es el caso del sevillano Vicente Guzmán, de 42 años, quien ejerce la carrera de leyes desde 1988. Se decantó por la abogacía por influencia de su padre, quien era abogado y tenía su biblioteca con libros de leyes que captaron su atención. Vicente es soltero y dice que tiene "la buena compañía de su novia". Actualmente es secretario general de la Universidad Pablo de Olavide, donde tiene la responsabilidad de dirigir el primer Master Superior en Abogacía que se impartirá en Andalucía a partir de septiembre de este año, en coordinación con el Colegio de Abogados, idea que le surgió hace unos años junto a su colega Ignacio Fueres en respuesta a la necesidad de que los abogados andaluces estén preparados en el ejercicio profesional. Destaca que entre las materias claves del master están: Inglés Jurídico, Nuevas Tecnologías de la Información y Comunicación aplicada al Derecho, seminarios, y conferencias magistrales. Los estudiantes contarán con prácticas de 900 horas en despachos y asesorías jurídicas de Sevilla. Es docente de la UPO desde 1988 de la asignatura de Derecho Procesal, y además trabaja hace 12 años como asesor jurídico en algunos países de Latinoamérica. Recientemente colaboró en la redacción del nuevo Código Procesal Civil de la República de Honduras.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios