La Policía intercepta cinco casos de intrusismo en el sector del taxi

  • Los agentes descubren una asociación pirata y denuncian a un taxista jubilado de Trigueros y a dos de Huelva y Algeciras

La parada de taxis del aeropuerto de San Pablo La parada de taxis  del aeropuerto  de San Pablo

La parada de taxis del aeropuerto de San Pablo / Víctor Rodríguez

Comentarios 1

La Policía Local de Sevilla ha detectado cinco casos de intrusismo en el sector del taxi. Estas cinco personas eran dos conductores que carecían de cualquier habilitación para ejercer este tipo de servicios, un taxista jubilado de la localidad onubense de Trigueros y dos taxistas de Huelva y Algeciras. El primer caso de intrusismo se descubrió cuando una patrulla de la Policía Local observó a tres jóvenes parados en la acera de una calle de Sevilla Este. Los policías les preguntaron y éstos aseguraron que estaban esperando "un taxi pirata que los llevaría a su pueblo". Los agentes se alejaron para que el taxistas pirata no los viera y aguardaron en las inmediaciones a que llegara el conductor. Minutos después, apareció una mujer que recogió a los jóvenes.

Los policías dieron el alto al coche y lo inspeccionaron. Descubrieron que la conductora ya había sido denunciada en otras ocasiones por hechos similares. La mujer formaba parte de una asociación de taxis y servicios de transporte de carácter ilegal. Este colectivo se encargaba de organizar paradas y servicios para sus miembros, que pagaban 20 euros al mes por organizar esta actividad.

También fue localizado en el aeropuerto el conductor de un vehículo particular, que resultó ser un taxista jubilado de Trigueros. Este hombre trasladaba a un conferenciante al congreso de arte rupestre que se celebró en este municipio los días 16 y 17 de noviembre. Había cobrado una cantidad de 125 euros por el trayecto. La Policía le encontró documentación que acreditaría que hacía estos traslados de manera habitual. El vehículo quedó inmovilizado. El cliente se marchó hasta Trigueros en un taxi y la carrera le costó 105 euros, 20 menos que lo que le iban a cobrar.

La Policía también identificó al conductor de un todoterreno que llevaba a un turista inglés hasta un hotel de Gerena, donde tenía previsto participar en una montería. El cliente también fue trasladado hasta su hotel en un taxi. Por último, los agentes denunciaron a dos taxistas, uno con licencia de Huelva y el otro de Algeciras, por la recogida irregular de pasajeros en el aeropuerto de San Pablo. Ambos acumulaban seis denuncias graves por infracciones a la ley 2/2003 de la Junta de Andalucía.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios