Movilidad

Interior obligará a usar el casco para circular con bicicletas por la ciudad

  • La reforma prevista del Reglamento General de Circulación también incorporará limitaciones a los ciclistas para utilizar las aceras, entre otras modificaciones.

Comentarios 27

El Ministerio del Interior trabaja en una reforma del Reglamento General de Circulación para "limitar" las bicicletas en las aceras y obligar a los ciclistas a utilizar casco también en las vías urbanas, según adelantó ayer el ministro de Interior, Jorge Fernández Díaz. Actualmente, el casco es obligatorio para las vías interurbanas.

"La acera es para los peatones", señaló el ministro al ser preguntado sobre la reforma, que ya anunció el anterior Gobierno socialista, durante la presentación de la última campaña de drogas de la Dirección General de Tráfico (DGT) en la sede del Ministerio del Interior.

En este sentido, Fernández Díaz insistió en que "la tendencia general" que se impondrá por ley es la "eliminación de la conducción de los ciclistas por las aceras", aunque matizó que la "limitación" no quiere decir "exclusión", ya que "la casuística es variada" y existen aceras con carriles bici especialmente habilitados para este tipo de vehículos. Además, el ministro avanzó que el casco será obligatorio "en principio en todas las vías". Actualmente, sólo es obligatorio el uso del casco en las vías interurbanas, según el artículo 118 del Reglamento General de Circulación. No obstante, Fernández Díaz indicó que una "diferencia de riesgos sustancial que pudiera justificar una diferencia en cuanto al uso o no uso de casco según se trate de una vía u de otra".

Por ello, en el proyecto de reforma en el que trabaja el Ejecutivo se contempla extender la obligatoriedad del casco para los ciclistas también a las vías urbanas "por su propia seguridad, por su propia integridad". "El mismo riesgo para su integridad existe para el ciclista cuando está conduciendo en ciudad que cuando está conduciendo en vías interurbanas", insistó.

Fernández Díaz apuntó que éstas son "las principales líneas de trabajo", aunque de momento "no hay nada cerrado". La intención es poder tener aprobada la reforma para finales de año para que entre en vigor en 2013.

La reforma del Reglamento General de Circulación lleva dando vueltas por la DGT desde hace más de un año. De hecho, el anterior director de Tráfico, Pere Navarro, ya anunció en 2011 que el proyecto estaba pactado con el Ayuntamiento de Madrid y el de Barcelona y contaba con el visto buenos de las asociaciones de ciclistas, que llevan años pidiendo que se aseguren los derechos del colectivo por ley. No obstante, el adelanto de las elecciones generales y la oposición de algunos sectores frenaron la medida, que incluía un título específico referido a las bicicletas, de manera que se les reconocía determinados derechos a esos vehículos por su "indiscutible interés social como medio de transporte silencioso y sin emisiones".

El Tribunal Supremo ha dado su visto bueno a la circulación de bicicletas en las denominadas aceras-bici en una sentencia de 2010 en la que declaraba "ajustada a derecho" una ordenanza del Ayuntamiento de Sevilla por la que el consistorio permitía a las bicicletas circular por un espacio lateral o parte de las aceras acotado para ellas que antes eran del exclusivo uso de los peatones.

No obstante, dos años después de esta sentencia y un año después de que la reforma fuera anuncia por la DGT, el Reglamento de Circulación no se ha modificado y aunque algunas ciudades han utilizado distintas fórmulas en sus ordenanzas para matizar el actual Código de Circulación y permitir la circulación de las bicis por las aceras-bici, en otras urbes como Madrid, la circulación de las bicicletas por las aceras está terminantemente prohibida.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios