Inversión cercana al millón para 'semipeatonalizar' Almirante Lobo

  • Urbanismo reordenará la calle, cambiará el pavimento y los árboles e instalará bancos de fundición y farolas fernandinas.

Comentarios 11

El alcalde de Sevilla, Juan Ignacio Zoido (PP), junto al concejal delegado de Urbanismo y Medio Ambiente, Maximiliano Vílchez (PP), han presentado este viernes el proyecto de reurbanización de la calle Almirante Lobo y su entorno, que incluye el aumento de la peatonalización del espacio, una reordenación vial y la renovación de los pavimentos y de las redes de servicios. Esta obra, que durará entre seis y ocho meses, tendrá un coste de 900.000 euros y se licitará tras el verano. 

En rueda de prensa, Zoido ha explicado que la actuación, que será desarrollada por la Gerencia Municipal de Urbanismo (GMU) en colaboración con Emasesa, incluye la renovación de los pavimentos, de las principales redes de saneamiento, abastecimiento y riego, con la instalación de contenedores soterrados, así como la instalación de nuevo arbolado y de farolas de estilo fernandino. Además, la intervención abarcará hasta el tramo del acerado derecho que bordea el edificio de Previsión Española hasta la calle Santander, un espacio que será repavimentado.  

La propuesta de Urbanismo contempla también una nueva ordenación de la calle, que tendrá un carácter "más peatonal" que el que presenta actualmente, aunque se mantendrá el paso de vehículos que provengan de la Casa de la Moneda, mientras que se elimina la posibilidad de acceso a este enclave desde Almirante Lobo. El alcalde aclara que esta situación, unida a la necesidad de mantener una zona para carga y descarga y el aparcamiento rotatorio de la Puerta Jerez, hace que se haya descartado la peatonalización de la misma. 

Sobre el pavimento actual, indica que está formado por una mezcla de baldosas hexagonales de cemento, que será sustituida por losas de granito, de 40 por 40 centímetros y bordillos de ocho centímetros de altura, unas dimensiones inferiores a la habitual "con objeto de imprimir un mayor carácter peatonal a la zona".  

En este sentido, se ampliarán ambos acerados, al igual que el tramo que discurre delante del edificio de Previsión Española, conectando la calle Almirante Lobo con la calle Santander, de modo que el actual aparcamiento para motos quede incluido en el mismo. Este espacio también se repavimentará con adoquín de granito. La intervención en este punto se completará con la plantación de nuevos ejemplares de árboles y la instalación de nuevas farolas y bancos. 

Paralelamente, la calzada de aglomerado asfáltico será sustituida por adoquín de granito, quedando con una anchura de seis metros y distinguiéndose un primer tramo de unos 25 metros desde la Puerta de Jerez hasta la zona reservada para aparcamientos y carga y descarga, que se sitúa en la margen derecha de la calle junto a la entrada a la Casa de la Moneda, que mantendrá la misma cota que la existente en la zona peatonal. Además, habrá un segundo tramo, comprendido entre la zona de aparcamientos y carga y descarga, hasta el Paseo Colón, que quedará a una cota inferior, separado de los acerados con bordillo. 

También, se sustituirán los plataneros actuales, una especie que "no resulta adecuada para esta calle", según ha señalado Zoido, por sóforas japónicas, "árboles de medio porte, de fácil mantenimiento y bello aspecto, que va a permitir apreciar, en toda su plenitud, la Torre del Oro desde la Puerta de Jerez, lo que ahora no es posible al quedar parcialmente oculta por los árboles". 

La actuación se completa con la instalación de nuevas farolas, de tres brazos, de estilo fernandino, que se colocarán al "tresbolillo en la margen izquierda y en línea entre árboles en la derecha". También, se instalarán papeleras y bancos de fundición, estos últimos al principio de la calle, junto a la Puerta de Jerez, y en la margen derecha, junto a la fachada del edificio de Previsión Española. 

Asimismo, de acuerdo con la Delegación de Movilidad, se colocarán semáforos en los diferentes pasos de peatones, así como una señal de ceda el paso en la salida del aparcamiento rotatorio. Por último, la isleta que existe en la actualidad, delimitando el carril de acceso a la calle Almirante Lobo desde el Paseo de Colón, y el de salida a este último, va a quedar "sensiblemente reducida, para una mejor adecuación del espacio".  

Por último, ha detallado que el proyecto contempla todas las medidas pertinentes relacionadas con la supresión de barreras arquitectónicas. "Se trata de adecuar una zona tan transitada como es Almirante Lobo eliminando barreras arquitectónicas y reurbanizando el espacio para que sea más cómodo para el ciudadano y más ordenado", concluye. 

más noticias de SEVILLA Ir a la sección Sevilla »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios