Investigadora y entusiasta de la biología

  • BiólogaEsta bióloga, de 32 años, trabaja en el grupo de investigación de Manuel Enrique Figueroa en un proyecto sobre la capacidad de sumideros de dióxido de carbono de la vegetación que se emplean en las carreteras

Comentarios 5

Cuando estudiaba magisterio, Susana Redondo tenía claro que lo que realmente le encantaba era la biología. "Como ya había empezado la carrera tenía que terminarla. Cosas mías... siempre que empiezo un proyecto lo concluyo". Después, se doctoró de Biología con especialidad en Ecología. Actualmente, es profesora ayudante doctor del Departamento de Biología Vegetal de la Universidad de Sevilla. Aunque no se trata del sitio más limpio ni cómodo para trabajar, Susana también disfruta bastante su trabajo de investigación en las marismas, junto al grupo que dirige Manuel Enrique Figueroa. "Realicé los primeros estudios de germinación de plantas de marismas. Ver la capacidad de esas plantas de captar metales pesados, especies invasoras y su tolerancia, me sorprende". Esta madrileña afincada en Sevilla ganó en 1997 el premio al mejor expediente académico y en 2005 su grupo de investigación fue reconocido por la Agencia de la Energía de Sevilla por su trabajo sobre la capacidad de sumideros de dióxido de carbono (CO2) del arbolado urbano. Ha escrito 5 libros en conjunto con otros investigadores, publica artículos en revistas científicas y ha colaborado con capítulos en varios textos. Recientemente, presentó junto a 11 biólogos y arquitectos el libro Los Sumideros Naturales de CO2. De amena conversación y carácter entusiasta, Susana emplea su tiempo libre en estar en casa con su marido o visitar a la familia.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios