Inyección de 2,8 millones para la puesta a punto del Cementerio

  • Salud y Consumo rehabilitará la sala de duelo y la morgue hundidas hace un año · 2,3 millones serán para desbloquear la obra de 4 nuevos hornos crematorios

Comentarios 2

La amenaza de huelga de la plantilla del Cementerio de San Fernando en marzo pasado por el estado de las instalaciones, la falta de recursos humanos y el aumento de las quejas de los usuarios fue la gota que colmó el vaso de un servicio municipal que, siendo uno de los más rentables, arrastraba una desatención y dejación rayanas en el olvido.

Para atajar ese cúmulo de exigencias, la Delegación Municipal de Salud y Consumo que dirige la socialista Teresa Florido invertirá alrededor de 2,8 millones de euros en un plan de actualización del Cementerio que afectará a los servicios de cremación, morgue, salas de duelos, aseos, almacenes y limpieza y que arrancará este mismo año.

Fuentes de la delegación informaron ayer a este periódico que lo más urgente será la rehabilitación de la sala principal de duelos, cuya techumbre se hundió en marzo del pasado año a causa del temporal. Desde entonces, el cementerio de San Fernando ha permanecido sin sala específica para los familiares de los difuntos y sin cámaras frigoríficas, ya que éstas estaban situadas en los bajos del edificio hundido, lo que ha obligado en el último año a derivar a las morgues de los hospitales todos los cadáveres registrados de noche o en lista de espera para cremaciones, sepulturas, acciones judiciales y autopsias.

Salud y Consumo retiró ayer del servicio de Edificios Municipales el proyecto de obra para remodelar estas instalaciones ubicadas a la izquierda de la entrada principal del camposanto y que conllevará un presupuesto de 160.000 euros. La licitación de estos arreglos mediante concurso se producirá una vez que obtenga el visto bueno de junta de gobierno -posiblemente la semana próxima- e incluirá el acondicionamiento de entre 8 y 12 cámaras frigoríficas en los bajos del inmueble.

Con todo, la mayor parte de la inversión se destinará al desbloqueo del proyecto de construcción de cuatro hornos crematorios más en el cementerio para atender la demanda ciudadana, una iniciativa que arrancó hace cuatro años con el vallado, excavación del terreno y colocación de una placa de hormigón que quedó en suspenso y que está en la vía judicial tras la paralización de los primeros trabajos.

La Delegación de Salud y Consumo mantiene actualmente el proyecto de ampliación del crematorio en Intervención Municipal como paso previo a su presentación en junta de gobierno. La actualización económica del proyecto inicial eleva el presupuesto de los 1,8 millones estimados en 2005 a alrededor de 2,3 millones de euros que se cargarán a varios ejercicios presupuestarios. Las obras, una vez sean adjudicadas, arrancarán este mismo año y se prolongarán por espacio de 18 meses, con lo que el servicio estaría operativo en 2010.

Además de la construcción de los cuatro hornos crematorios, se habilitará una gran sala de espera con capacidad para un centenar de personas sentadas, una cafetería, aseos para los usuarios y personal laboral, vestuarios, almacén y oficinas. Cuando esté operativo, se abrirá una nueva puerta de acceso que dará al tanatorio.

Junto a ello, el Ayuntamiento dará una solución a la falta de suministro eléctrico que afectaba a varios edificios del cementerio, entre ellos los aseos ubicados a la entrada -cerrados desde hace meses, lo que obliga a los usuarios a atravesar el recinto para hacer uso de los ubicados en la zona norte- y de cuatro salas de duelo climatizadas anexas al crematorio que fueron construidas hace tres años y que permanecían cerradas por falta de luz. Estos arreglos requieren de otros 22.000 euros.

En cuanto a limpieza y arreglos de calles, el Consistorio dotará al cementerio de una barredora para limpiar las avenidas principales que están asfaltadas y de un camión de obra, ambos con un coste total de 70.000 euros. Asimismo, se retomará el expediente de arreglo de la avenida de la Libertad -nuevo rótulo de la zona reservada antaño a los disidentes- que se sacó a subasta en 2007 con un presupuesto de 203.968 euros y que quedó desierta.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios