Isla Mágica reformula su contrato para salvar la actividad del parque

  • Los accionistas acuerdan rescindir el acuerdo con Junta y Agesa para licitar otro que recoja la rebaja del canon a 250.000 euros y 55.000 metros de edificabilidad

La junta general de accionistas de Parque Isla Mágica autorizó ayer por unanimidad la autorización para firmar un acuerdo de resolución del contrato de explotación del parque temático Isla Mágica con la Junta y con Agesa y acordó promover en dos meses la licitación de un nuevo contrato que, según han avanzado fuentes del comité de empresa, conllevará la rebaja del canon de 800.000 a 250.000 euros ampliando en 50 años la cesión de los suelos con un aumento de 55.000 metros cuadrados de edificabilidad.

Según un comunicado de la entidad, ese contrato de resolución ha sido negociado con la Consejería de Economía y Hacienda y con la empresa Agesa, titulares ambos de los activos (suelos y edificios), puestos a disposición de dicho parque temático.

En el citado acuerdo de resolución se garantiza la continuidad en la explotación del parque temático y de la plantilla, así como el abono de la deuda que Isla Mágica tenía con los entes públicos en concepto de cánones e IBI, y la remuneración de los activos generados por los actuales accionistas (parte no amortizada de los bienes inmuebles y compraventa de los bienes muebles, entre otros). El nuevo contrato recogerá la ampliación del plazo de explotación, la reducción del canon tras la devolución de determinados espacios y activos (Pabellón del Futuro, Jardín del Guadalquivir, Canal Expo y Naves) y nuevos aprovechamientos urbanísticos.

La incorporación de las determinaciones urbanísticas del PGOU al contrato de explotación garantiza la continuidad del parque temático y posibilita que se diversifique la actividad con servicios complementarios de ocio que proporcionarán recursos adicionales para nuevas inversiones, lo que permitirá modernizar la oferta, según la nota. En los próximos días se procederá a la firma del acuerdo de resolución del contrato de explotación, para el que se ha apoderado al presidente de Isla Mágica, José Luis Galán.

Según la nota de prensa remitida por Cajasol -accionista mayoritario de Isla Mágica-, "se abre el camino del futuro para garantizar la viabilidad y el crecimiento sostenido y atractivo del parque temático de la Cartuja en beneficio del sector turístico andaluz, de sus trabajadores y del disfrute de los casi un millón de visitantes que se reciben cada año".

Fuentes de la negociación ya explicaron a Europa Press que el adjudicatario de dicho concurso deberá abonar 37 millones de euros a los actuales accionistas del parque -entre los que destaca Cajasol, con un 70 por ciento y Unicaja, con un 12 por ciento- por la inversión en activos del parque no amortizados aún, según las cláusulas pactadas para la rescisión del contrato.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios