El asesinato de Marta

Javier Delgado cree que su hermano le incrimina en "venganza" por no visitarle

  • El hermano de Miguel Carcaño sostiene que "nunca" ha tenido un revólver y que "no sabe" conducir ni tiene carné. El archivo de las nuevas diligencias es inminente.

Comentarios 23

Una comparecencia de apenas un cuarto de hora y fuera del horario habitual de audiencia de los juzgados para negar su implicación en el asesinato de Marta del Castillo. Y un más que probable y próximo carpetazo a la nueva versión de Carcaño, la que la Policía considera más veraz pero a la que ni el juez ni el fiscal conceden ningún crédito. Javier Delgado, el hermano de Miguel Carcaño, negó este martes ante el juez Francisco de Asís Molina que sea el autor de la muerte de la joven, según sostiene el asesino confeso en la séptima versión de los hechos que ha ofrecido desde que se cometió el crimen hace más de cuatro años. 

El hermano de Carcaño compareció ante el juez de Instrucción número 4 de Sevilla de forma sorpresiva, a primera hora de la mañana, para prestar declaración como imputado, en una comparecencia que duró escasos minutos y que finalizó antes de las nueve de la mañana, cuando los juzgados se abren oficialmente al público. 

En esa declaración el hermano ha negado la séptima versión de los hechos que ha ofrecido Miguel Carcaño y en la que le atribuye haber dado muerte a Marta de varios golpes con la culata de una pistola.

Javier Delgado ha dicho al juez que no es cierto que tenga participación en la muerte de Marta y también ha negado que la tarde del 24 de enero de 2009 mantuviera una discusión por motivos económicos con su hermano. "Ni es cierto que intervino agarrándole para separarles Marta, ni es cierto que él agrediera a la menor de ninguna manera", según refleja el acta de la declaración de Javier Delgado, a la que ha tenido acceso este periódico.

De la misma forma, el hermano del asesino confeso rechazó haber golpeado a Marta al menos dos veces con la culata de una pistola, como asegura su hermano, y a este respecto ha afirmado que "nunca" ha tenido un revólver ni un arma de fuego. "Aun teniendo licencia de armas, nunca he trabajado con pistola", ha precisado Javier Delgado, que al ser cuestionado sobre por qué entonces disponía de licencia de armas ha respondido que se trata de una "posibilidad más de trabajo en el sector de la seguridad". El hermano ha añadido que la licencia de armas es una especialidad que es muy normal entre los vigilantes de seguridad. "Tienes la licencia por si algún día resulta de utilidad si la empresa te asigna un trabajo en el que sea necesario llevar armas, ganas más y, en suma, se trata de un plus en el trabajo".

El juez le preguntó a Javier Delgado sobre la motivación que puede haber llevado a su hermano a incriminarle ahora como autor material del asesinato de Marta, algo que el imputado no acaba de comprender. "Puede ser por venganza contra mí, por el hecho de no haberme comunicado con él en prisión. En verdad, no lo sé", recoge la declaración.

Javier Delgado reconoce que en alguna ocasión ha podido llamar la atención a su hermano por las cuestiones económicas relacionadas con la hipoteca de la casa, pero ha defendido que en cualquier caso se trata de un "préstamo hipotecario de su hermano, que grava la casa" de Miguel Carcaño, por lo que "no le afecta al punto de llegar al incidente que se relata" en la nueva versión ofrecida por Carcaño. En cualquier caso, el hermano está "seguro" de que la noche del 24 de enero de 2009 no mantuvo esa discusión con su hermano.

Javier Delgado también ha rechazado que utilizara el vehículo de su ex mujer para trasladar el cuerpo de Marta del Castillo hasta una finca en La Rinconada, por cuanto asegura que "no sabe" conducir y nunca ha tenido carné de conducir ni licencia para conducir ciclomotores. "Puede resultar extraño, pero no sé conducir y nunca lo he hecho", ha concluido.

La comparecencia del hermano se ha producido de forma sorpresiva, para evitar que los medios de comunicación captasen las imágenes de Javier Delgado entrando en los juzgados, aunque el fiscal y los abogados personados sí conocían de esta citación. 

Algunas fuentes del caso han criticado el doble rasero que el juez ha tenido con la forma en la que se han desarrollado ambas declaraciones, puesto que ayer sí que se pudo fotografiar a Miguel Carcaño mientras era trasladado de los calabozos al juzgado de Instrucción número 4, si bien también es verdad que Carcaño está condenado por el asesinato y su hermano ha sido declarado inocente por el Tribunal Supremo de encubrir el crimen.

La rapidez con la que ha sido citado a declarar Javier Delgado contrasta igualmente con las más de dos semanas que transcurrieron desde que la Policía entregó el atestado en el juzgado y la citación de Miguel Carcaño para ratificar sus afirmaciones, lo que viene a corroborar que, al igual que la Fiscalía, el instructor no da ninguna credibilidad a la séptima declaración de Carcaño y que el archivo de esta nueva causa por delito de homicidio es inminente y el auto se dictará antes de que acabe la semana. 

Todo apunta a que el instructor pondrá fin a las diligencias con un auto de sobreseimiento provisional, que podrá ser objeto de recurso de reforma ante el propio juez y de apelación ante la Audiencia de Sevilla, que tendrá la última palabra sobre el nuevo relato de Carcaño. El sobreseimiento provisional permitirá en el futuro, en el supuesto de que surgieran nuevos indicios relacionados con esta versión, la reapertura de la causa por homicidio.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios