Jornada clave en el Salón Colón con las comparencias de Peña y Torrijos

  • Están citados otros dos políticos: el socialista Gómez Lobo y José Manuel García, de IU

Nueva ronda de políticos. La comisión de investigación del caso Fitonovo regresa hoy con las esperadas comparecencias de Joaquín Peña, ex director de Medio Ambiente durante el mandato de Juan Ignacio Zoido; Antonio Rodrigo Torrijos y José Manuel García, ex concejales de Izquierda Unida; y Manuel Gómez Lobo, ex edil del Partido Socialista.

El ex director general de Medio Ambiente aseguró hace un mes a este periódico que tiene ganas de declarar ante la comisión, puesto que está siendo "sometido a un juicio público y sin posibilidad de defenderse", por lo que, tras consultar con su abogado, decidió que declarará y llevará los centenares de folios del sumario de la operación Madeja, que se investiga en un juzgado central de la Audiencia Nacional y que recientemente rechazó archivar la causa contra el ex responsable municipal.

La Audiencia considera que, con motivo del macroconcurso de 48 millones de euros para el mantenimiento de las zonas verdes de la ciudad, Peña indicó de forma "expresa" a su subordinado el jefe de servicio de Parques y Jardines, Francisco Amores, "que favoreciera a la entidad Albaba, de la cual era administrador su amigo personal Carlos Alfonso Lozano". El ex alto cargo popular adquiriría un Volkswagen Passat por importe de 21.046 euros del que abonó 6.600 euros al concesionario.

El primer teniente de alcalde del Ayuntamiento de Sevilla y el concejal de Juventud y Deportes y distrito Casco Antiguo en el momento de los hechos investigados, están acusados de habría intervenido "decisivamente" como dirigentes de Izquierda Unida "en la petición de determinadas dádivas en compensación a la adjudicación a Fitonovo de los contratos de obras relativos a once campos de fútbol" por 6,9 millones de euros.

La Audiencia Nacional señala que estas comisiones, que suman 155.000 euros mediante dos pagos serían, supuestamente, para la formación IU. El receptor directo habría sido Antonio Miguel Ruiz Carmona, imputado y entonces asesor de IU. Además, las delegaciones que dirigía García adjudicaron otros cinco contratos a Fitonovo tras estos pagos.

La investigación apunta a un caso de financiación del PSOE, ya que Gómez Lobo, como "compensación por el incremento importante de Fitonovo en la facturación el Ayuntamiento de Sevilla, recibió en mayo de 2.007 30.000 euros para el PSOE". Además, con el mismo objeto al partido se sucederían pagos entre 2006 y 2009 en diferentes cantidades que oscilarían entre 30.000 y 60.000 euros.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios