José Salas declaró unas deudas de medio millón con la Hacienda Pública

  • La juez que tramita el proceso por la suspensión de pagos designa como tercer administrador a la Agencia Tributaria

El presidente de Contsa, José Salas Burzón, declaró en el proceso concursal que tramita el juzgado de lo Mercantil de Sevilla unas deudas con la Hacienda Pública que ascienden a 505.563,71 euros, según los documentos aportados en el expediente judicial.

La juez de lo Mercantil ha designado precisamente a la Agencia Tributaria como tercer administrador concursal, en sustitución de Metrovacesa, que no aceptó el cargo. El juzgado aún no ha recibido respuesta de la Agencia Tributaria a esta designación.

La Hacienda Pública figura como uno de los principales acreedores en el listado aportado por Contsa en el juzgado de lo Mercantil, donde se recoge que la entidad tiene unas deudas de 228.786,82 euros por los pagos a cuenta del impuesto sobre sociedades. La intermediaria financiera tiene pendientes igualmente pagos por importe de 227.456,23 euros, en concepto de retenciones, y también declaró otros 49.320,66 euros por los impuestos sobre sociedades que vencen en julio de este año.

Junto a la Hacienda Pública, el dueño de Contsa incluye como acreedores a varias entidades bancarias, donde tiene algunas hipotecas pendientes, y también destaca el hecho de que aparecen como acreedores siete entidades del grupo empresarial Contsa, entre ellas Contsa Abogados, a la que se reconoce una deuda de 100.091,59 euros, y a Contsa S. L., con una deuda por importe de 168.686,35 euros. Otra de las sociedades vinculadas al grupo es Contsa Renta Vitalicia, que figura con una deuda de 130.800 euros, Contsa Intermediación, con 8.800, Contsa Patrimonio, con 4.450 euros, y Contsa Medical y Contsa Resort, ambas con una deuda de 9.200 euros cada una.

El listado declarado por Contsa recoge sólo 609 acreedores y una deuda total de algo más de 49 millones de euros, pero a lo largo de las últimas semanas se han presentado en el juzgado de lo Mercantil varios centenares de personas que también habían suscrito préstamos participativos o habían comprado acciones a Contsa y que, sin embargo, han descubierto con sorpresa que sus nombres no figuran en esa relación de perjudicados entregada por la empresa a la juez de lo Mercantil. Desde un principio, siempre se apuntó que el número de perjudicados por la suspensión de pagos de Contsa alcanza las 1.200 personas, aunque algunos perjudicados han afirmado que la cifra real puede superar las 2.000.

Entre los acreedores curiosos que declara oficialmente Contsa aparece el Registro Mercantil Central, con una cuantía de 1,74 euros, y una empresa de promociones nazarenas.

El juzgado de lo Mercantil declaró a Contsa en situación de concurso necesario, dado que uno de los clientes de la empresa instó el proceso ante el impago de los intereses y del capital que había depositado.

De forma paralela a este proceso de suspensión de pagos, el juzgado de Instrucción número 17 de Sevilla investiga la denuncia por estafa, delito societario y falsedad presentada por otros dos perjudicados y en la que está imputado el presidente de la corporación empresarial, José Salas Burzón. El intermediario negó en su declaración los cargos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios