Sevilla

Juegos para un 'nuevo' empresario

  • 300 estudiantes participaron ayer en la III Gymkhana del programa municipal 'Anímate a Emprender'

Comentarios 1

Daniel Domenech es un joven con melena rizada sujeta por una felpa de tela. Nada que ver con el perfil tradicional del empresario. Pero es lo que es, con su empresa Animación, una cooperativa de cuatro socios, que ayer, junto con Aloa, coordinó técnicamente la III Gymkhana Anímate a Aprender, en la que participaron 300 jóvenes estudiantes de unos 30 centros de Sevilla.

Se trataba de la fiesta final de un programa del programa organizado por el Área de Economía y Empleo del Ayuntamiento de Sevilla que se ha venido celebrando en 58 centros de Educación Secundaria de la ciudad con el objetivo de fomentar el espíritu emprendedor y fomentar el autoempleo entre los jóvenes.

Es decir, incitar la creación de nuevos empresarios. Pero no cualquier tipo de empresarios, sino, como apunta Daniel Domenech, "de nuestro perfil. Que se den cuenta de que cualquier joven, cualquier persona normal, puede tener una empresa".

Por si alguno de los estudiantes participantes era escéptico respecto a esa posibilidad, les tenían preparada una sorpresa final: los monitores que les acompañaban durante las diez pruebas de las que se componía la gymkhana, eran a su vez empresarios.

Antonio Sánchez Dobado, por ejemplo, que acompañó a los representantes del I.E.S. Velázquez y del Centro Educativo Privado Oscus, tiene una empresa de educación ambiental que se dedica a hacer exposiciones, audiovisuales o la revista del Voluntariado Ambiental, entre otras actividades. "Tal como está el mercado, creo que crear tu propia empresa es la mejor salida. Y además te da la libertad de hacer lo que más te gusta". Como Daniel, Antonio depende mucho en su actividad de la Administración, "pero trabajamos en lo que salga".

Mientras los grupos de estudiantes pasaban por las pruebas, Antonio y los otros monitores evaluaban cualidades como el liderazgo, la cooperación, la decisión, la organización... "Por ahora, lo están haciendo muy bien".

Entre las pruebas, las había puramente físicas a otras de inteligencia o cultura. Desde el rocódromo a la solución de acertijos, pasando por la tabla de surf, los esquís gigantes o el juego de teatro en el que los estudiantes debían simular el rodaje de un anuncio publicitario que recomendaba el consumo responsable del agua, el lema de la gymkhana de este año.

Miriam y Cristina, alumnas de Ribamar, piensan que la gymkhana tiene más de diversión que de formación y no mucho que ver con el mundo empresarial, aunque sí fomentan, dicen, "el trabajo en equipo y herramientas que puedan ser útiles en el futuro", para el que a ellas les gustaría crear un alojamiento turístico.

Darío, estudiante de informática del I.E.S. Julio Verne de Pino Montano, cree que la iniciativa es "muy positiva porque nos da a conocer los programas del Ayuntamiento", algo que vienen haciendo durante todo el año con diversas charlas y una visita al Vivero de Empresas Crea.

Algo que no pudieron hacer, explica Margarita Quero, profesora del I.E.S. Murillo 7, los alumnos de su clase "porque estamos en el turno de tarde". Tampoco dieron las unidades didácticas que se supone que debían haber estudiado en clase, según el programa. Pero aún así, la experiencia les gustó mucho, "aunque el momento no era bueno, con tantos exámenes...", decía la profesora.

Al final, entre música, breakdance, bocadillos, la animación Nepturno y su hija y los duendes del agua, la jornada finalizó con la entrega de premios y diplomas a los que en el futuro están llamados a ser los futuros empresarios. Quizás, un nuevo tipo de ellos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios