La Junta rechaza formalmente la Ciudad del Sevilla F.C. en Bollullos

  • El informe de incidencia del PGOU alerta de que generaría un núcleo urbano separado del histórico · El Consistorio tendrá que rehacer su planeamiento, con un crecimiento de población previsto del 446%

A pesar de que distintos responsables de Obras Públicas ya habían alertado de que el proyecto de la ciudad deportiva del Sevilla F.C. en Bollullos (vinculado a la construcción de 2.300 viviendas) tendría difícil encaje con las restricciones urbanísticas impulsadas por el Gobierno andaluz, el diagnóstico no era oficial. Hasta ahora. Porque el informe de la Junta que analiza la incidencia territorial del PGOU que ha elaborado el municipio acaba de ponerlo en negro sobre blanco: considera que el proyecto del club de Nervión, que prevé que hasta el 60 por ciento de la edificabilidad sea para casas, "conllevaría la aparición de otro asentamiento residencial segregado por la propia SE-40", lo que es incompatible con el Plan de Ordenación del Territorio de Andalucía (POTA) y la propia Ley de Ordenación Urbanística y que además supondría una ocupación "innecesaria" de las márgenes de la futura SE-40 con usos residenciales.

El documento está firmado por el delegado provincial de Obras Públicas, Lucrecio Fernández, el 23 de octubre e insta a modificar todo el PGOU que, aun sin las viviendas de la ciudad deportiva del Sevilla, propiciaría un crecimiento de población del 446,62 por ciento frente al 30 por ciento de tope que fija el POTA, a la espera de las modificaciones al alza que van a introducirse. Desde el punto de vista de los técnicos, las 11.718 viviendas recogidas suponen una oferta "claramente excesiva para la demanda endógena" de Bollullos, enfocada al área metropolitana, a pesar de que el plan "carece de un estudio que acredite la necesidad de viviendas en el municipio en función de su realidad económica y social", que invita a realizar.

En lo que respecta a la ciudad deportiva del Sevilla, la Junta no cuestiona "un sistema general supramunicipal deportivo mínimo de 30 hectáreas". Pero es relevante que rechace "la implantación de usos residenciales y de las actividades económicas no industriales" que "ampara", ya que el Ayuntamiento y el Sevilla F.C. pretendían sufragar todo el equipamiento con la venta de viviendas, sin coste alguno para uno y otro.

El informe analiza la ciudad deportiva a pesar de que el gobierno local del PP la incluyó como suelo no sectorizado en el PGOU, para su desarrollo a más largo plazo, como mínimo dentro de ocho años, cuando estén construidas el resto de viviendas, sin que las de esta zona contabilicen en el PGOU. Pero ni aun así la Junta lo avala.

Como tampoco lo ha hecho con los terrenos que conectarían la ciudad deportiva con el núcleo histórico de Bollullos, que se apoyan en la A-474 y en la futura SE-40. Ambos sectores suman 328 hectáreas y "propiciarían procesos innecesarios de colonización de estas infraestructuras territoriales, ocupando con usos urbanos la práctica totalidad" de la primera carretera y "rebasando injustificadamente un viario territorial tan potente como la futura ronda SE-40".

Los técnicos de Obras Públicas también ponen pegas a las más de 50 hectáreas de suelo urbanizable no sectorizado alrededor del centro logístico de Merkamueble, al considerar que la denominación de "actividades económicas" posibilitaría "la implantación de usos terciarios y comerciales sin limitación", empeorando los problemas de movilidad de la A-49. Se insta por ello al Ayuntamiento a ceñirse a usos logísticos y productivos.

En relación con la zona de Merkamueble, la Junta exige al Consistorio que prevea "el trazado completo" de la variante a Umbrete a su paso por Bollullos, recogiendo lo establecido en el estudio previo del plan de ordenación intermunicipal de los suelos a ambas márgenes de la A-49, con el que se propició el asentamiento de la compañía de muebles.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios