Junta y científicos creen que el proyecto del dragado ignora el dictamen del CSIC

  • Luis Planas y los autores del estudio del río recuerdan al Puerto que no puede dragar con el pésimo estado del estuario. Los expertos ven inasumibles el coste de mantenimiento de la obra.

Comentarios 9

El consejero de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente de la Junta, Luis Planas, y los científicos del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), autores del riguroso estudio hecho en sobre el estuario del Guadalquivir, coincidieron este jueves por separado en que el proyecto del dragado de profundización del río que quiere tramitar el Puerto de Sevilla no recoge las condiciones de que marcó la comisión científica en 2010, cuyo cumplimiento exigió en su día el Ministerio para autorizar el proyecto.

El requisito esencial sin cumplir es que no ha cambiado la situación de colapso actual del río de Sevilla a Sanlúcar que se diagnosticó en 2010 ni se ha hecho nada por mejorarla, vinieron a decir este jueves los expertos científicos en las jornadas Proyectos en el estuario del Guadalquivir organizadas por el vicerrectorado de investigación de la Universidad de Sevilla y a las que asistió este periódico.

En la misma línea, el consejero Planas dijo este jueves sobre el proyecto de dragado que el Puerto quiere presentar en su consejo de administración del 16 de abril para su licitación tras el verano, que "parece que no están recogidas" las condiciones preceptivas marcadas por el estudio de la comisión científica del CSIC, según la información recogida por Europa Press.

El consejero hizo hincapié en que cualquier iniciativa en el estuario debería ser "coherente" con las conclusiones de la comisión científica. "En la medida en la que el proyecto que se pretende aprobar no recoja estos condicionantes, no tendrá nuestro parecer positivo", dijo.

Planas recordó que es la Administración central -a través del organismo autónomo Puertos del Estado y de los ministerios de Fomento y Medio Ambiente- la que deberá pronunciarse sobre la procedencia o no de una nueva Declaración de Impacto Ambiental (DIA) y, en su caso, la autorización del proyecto del dragado de profundización del río Guadalquivir, un proceso en el que será "fundamental" el visto bueno de Europa, dado que la iniciativa se financia en un 80% con fondos comunitarios. Europa también deberá certificar la no afección a la Red Natura, a espacios naturales protegidos. "Sólo se puede realizar con el visto bueno de Bruselas", recalcó.

Planas añadió que la Declaracioón de Impacto Ambiental de 2003 incluía, de manera vinculante, la realización de este estudio científico para cualquier actuación en el estuario. Una vez que resuelva el Estado, el proyecto se trasladará a la Junta, con vistas al proceso de Autorización Ambiental Unificada, y al Consejo de Participación del Espacio Natural de Doñana, que se pronunció en su día negativamente.

En las jornadas celebradas en el pabellón de México, el coordinador del estudio del río, el catedrático Miguel Losada, recalcó que no es momento de plantear el dragado sino de que las instituciones y administraciones se sienten a "planificar desde el conocimiento" cómo recuperar el estuario, como pidió el comité científico.

Losada lamenta que el informe riguroso con datos científicos que se elaboró en 2010, por encargo del Ministerio y un coste de casi 3 millones de euros pagados por la Junta de Andalucía, "se ignora por parte del Puerto de Sevilla, de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir y de los arroceros porque no dice lo que les gustaría oír". Y critica que "no piden los datos analizados porque dicen que no los necesitan" aun cuando indican cómo hay que actuar en el estuario.

En su opinión, "el Puerto quiere dragar en 2013 con un diagnóstico del año 2000, como si un médico quiere operar ahora a un paciente con un diagnóstico antiguo", aun cuando hay datos actualizados del estuario publicados en una veintena de artículos en las mejores revistas científicas del mundo.

En su intervención, consideró que, con la deuda actual que tiene por la obra de la esclusa, el Puerto no puede asumir los costes de mantenimiento del dragado de profundización que calcula en unos "5 a 6 millones de euros al año". Losada pide al Puerto que ponga sobre la mesa todos los números y aclare los costes de inversión que habría que pagar cada año al margen de los 33 millones de euros que cuesta la obra del dragado. Y cita como costes añadidos los de mantenimiento del dragado (para conservar esos dos metros de profundidad ganados al canal de navegación); los costes ambientales por la erosión de las márgenes, los daños a la pesca y al marisqueo, y los costes de oportunidad.

La Autoridad Portuaria, que declinó su asistencia a las jornadas científicas "por no considerarlo conveniente", niega que sea tal cantidad, no aclara cuánto costaría mantener el dragado según sus cálculos y afirma que sí lo puede pagar. Fuentes del Puerto de Sevilla defendieron ayer en respuesta a este periódico que "sí podrá asumir la inversión del mantenimiento al incrementar el negocio con la entrada de barcos más grandes gracias al dragado".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios