La Junta licitará en seis meses la gestión de Isla Mágica por tercera vez

  • El viernes acaba el plazo de presentación de ofertas por el parque temático y ningún grupo ha concretado su interés

Comentarios 2

Isla Mágica sigue esperando la llegada de un príncipe azul que garantice su futuro. Por el momento, ninguno de los novios que se interesaron por el parque temático está dispuesto a asumir una dote que comprende una deuda de más de 15 millones de euros y un canon anual de más de un millón de euros a pagar puntualmente durante medio siglo. Y el tiempo para llevar al altar a la novia se agota el próximo viernes, momento en el que expira el plazo de la Consejería de Economía y Hacienda para adjudicar el parque a una nueva empresa que releve a Unicaja y Cajasol al frente de la gestión. "Si los interesados no ven claras las condiciones, es normal que terminen desanimándose", señalaron fuentes de Isla Mágica, que especificaron que "si el concurso queda desierto, hay un compromiso de la Junta para modificar las bases y volverlo a adjudicar en seis meses".

Este aplazamiento supondría el tercer intento, después de que la Consejería de Economía decidiera ampliar la admisión de solicitudes a principios del mes de mayo "Somos los primeros que quieren acabar con este periodo transitorio, porque el parque está teniendo las mejores cifras de visitas de su historia", señaló Isla Mágica.

Dos cuestiones están en el punto de mira. En primer lugar, los explotadores del parque tienen que abonar un canon por los terrenos, que siguen siendo de titularidad pública. Y el segundo punto radica en la edificabilidad de la zona terciaria anexa, clave para rentabilizar la inversión.

La Junta de Andalucía acordó recientemente ampliar el plazo de uso y disfrute de los activos hasta el año 2050. Esta medida no aparejó una rebaja sustancial del canon de los terrenos, salvo en los primeros cinco años, en los que el nuevo adjudicatario sólo tendrá que abonar 330.932 euros. A partir de ese momento, la tarifa ascenderá gradualmente hasta 1,3 millones, en vez de los 900.000 euros actuales, a partir del octavo año.

Y no hay que olvidar que el nuevo adjudicatario tendría que abonar los pagos atrasados, que ascienden a más de once millones de euros, a los que habría que sumar otros 4,2 millones de una subvención que reclama el Ministerio de Economía.

En segundo lugar, la adjudicación comprende también la cesión del llamado Parking de Pases, una parcela situada en la margen derecha del río, a la altura del puente de La Barqueta. En ella, el PGOU admite una edificabilidad de hasta 12.000 metros cuadrados, en los que se podrían construir un hotel, locales comerciales y un aparcamiento subterráneo. Esta cesión es la clave para rentabilizar la inversión en el parque y es similar a las fórmulas empleadas en otros parques como Terra Mítica o Eurodisney.

El consorcio formado por la constructora Martín Casillas e Inverco Iberia -promotora del complejo Airesur de Castilleja de la Cuesta- es el único de los grupos que aún mantiene un interés que cada vez es menor. "Nosotros no tenemos aún contestación directa del Ayuntamiento", señalaron fuentes de la constructora, que, no obstante, reconocieron que es "difícil" que se pueden presentar al concurso público "por falta de tiempo". "Todavía no hemos tomado una decisión definitiva", agregaron.

Para Martín Casillas, "el principal escollo" radica en que ni la Junta ni el Consistorio "garantizan la seguridad de que nuestro proyecto tendrá después todas las licencias". Martín Casillas e Inverco plantean una inversión de más de 250 millones de euros y la creación de un millar de puestos de trabajo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios