Justicia reduce la jornada en los juzgados de Viapol por la avería del aire

  • Los funcionarios de 11 juzgados y del Registro Civil saldrán de trabajar a la una de la tarde

Comentarios 1

El secretario general provincial de Justicia e Interior, Luis Partida, autorizó ayer la reducción de la jornada laboral en la sede judicial del edificio Viapol de Sevilla ante la falta de aire acondicionado y mientras se prolongan los trabajos de renovación de la maquinaria, que comenzaron el pasado día 8 y está previsto que se prolonguen durante dos meses.

El secretario general provincial adoptó ayer la medida en coordinación con el juez decano, Francisco Guerrero, la secretaria provincial coordinadora y tras consultar a la junta de personal de Justicia de Sevilla. De esta forma, el horario de salida se ha fijado a las 13:00 "exclusivamente" en las zonas afectadas por la avería, ubicada en la primera y segunda planta del edificio Viapol, y en todo caso bajo la "condición de que no afecte a los señalamientos de juicio, a las citaciones ya efectuadas o a la adecuada atención a la ciudadanía, a cuyo efecto los letrados de la Administración de Justicia de los juzgados afectados podrán ordenar la permanencia del personal que resulte necesario".

En principio, la medida que permitirá a los funcionarios trabajar de ocho de la mañana a tres de la tarde afectará al Registro Civil y al archivo del Registro Civil, así como a once juzgados -los juzgados de Primera Instancia números 1, 2, 3, 4, 5, 18, 19, 20 y 25, así como a los juzgados de lo Contencioso-administrativo números 9 y 10, todos ellos ubicados en las plantas primera y segunda. La reducción también afectará a las salas de vistas 8, 9, 10, 11, 12, 13, 14 y 15, a la Biblioteca y a la Fiscalía territorial.

Luis Partida ha considerado la medida necesaria "de forma preventiva, con carácter excepcional y hasta tanto quede resuelta la avería que afecta a la climatización de dichas zonas", según explica la comunicación remitida a los juzgados, que precisa que la limitación horaria se hace para "salvaguardar la salud y la exposición a las condiciones ambientales adversas de los trabajadores que prestan servicio" en esta sede.

El sindicato UGT Justicia de Sevilla y el resto de los sindicatos de la Junta de Personal venían solicitando desde mediados de mayo que se acortase la jornada laboral para aliviar las condiciones de trabajo de los funcionarios, que están desarrollando sus tareas con una temperatura ambiente que supera los 30 grados centígrados. Esto supone, según explica UGT, un incumplimiento de la normativa de Prevención de Riesgos Laborales, que establece un límite de 27 grados para los trabajos de oficina. Además, esta situación estaba afectando a la "calidad del servicio ofrecido a los ciudadanos por la Administración de Justicia, puesto que afecta al Registro Civil de Sevilla y a las Salas de Vistas en las que se celebran los juicios".

UGT aplaudió ayer la decisión tomada, pero lamentó que la Delegación del Gobierno "haya tardado tanto tiempo en darse cuenta de que se estaba poniendo en riesgo la salud de los funcionarios y ciudadanos afectados por las altas temperaturas alcanzadas en las Oficinas Judiciales. Ha sido necesaria la presión de todos los colectivos implicados (jueces, Letrados de la Administración de Justicia, y funcionarios de Justicia) y la denuncia de los sindicatos a la Inspección de Trabajo para que la Junta haya cedido a solucionar un problema creado por su falta de previsión", concluyó.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios