La Justicia sevillana tiene 18.000 pleitos civiles sin resolver

  • Los jueces sólo pudieron bajar en 98 los casos pendientes en 2006 · El retraso que acumulan estos órganos afecta a los ciudadanos y a la actividad económica de las empresas

Centenares de causas amontonadas encima y debajo de las mesas, apiladas en el suelo y abarrotando los armarios hasta tocar los falsos techos de escayola. Una escalera doméstica estratégicamente colocada ayuda al funcionario cuando tiene que hacer malabarismos para localizar un expediente. En general, hay poco espacio para que los funcionarios puedan siquiera sentarse tras su mesa y para el público que acude a estas sede judicial. Ésta es la imagen que ofrecen algunos de los juzgados de Primera Instancia de Sevilla y que puede observarse hoy en un vídeo de denuncia que está colgado en una de las páginas más conocidas de la red.

La realidad que muestra ese vídeo es la misma que transmiten, aunque de forma más fría y menos vistosa, las estadísticas judiciales publicadas por el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) en su memoria anual: los juzgados de Primera Instancia acumulan 17.805 casos pendientes de resolver. De estos casi 18.000 procedimientos, la mayoría -15.932 son procesos contenciosos- y el resto, 1.873 casos, son asuntos de familia.

La cifra de asuntos pendientes se ha mantenido en las mismas proporciones durante el pasado año, puesto que a principios de 2006 el número de pleitos no resueltos era de 17.903 y al final de año sólo se observó una reducción de 98 asuntos, hasta los 17.805 que refleja la memoria del Alto Tribunal andaluz. Esta reducción resulta inapreciable y obedece a la práctica equiparación entre el volumen de casos que entraron en 2006 en estos juzgados, 28.768, y los que se resolvieron a final de año, que fueron 28.584 pleitos.

El retraso que acumulan estos órganos judiciales tiene una especial incidencia sobre la ciudadanía, sobre todo si se tiene en cuenta que estos juzgados son los encargados, por ejemplo, de dirimir cualquier reclamación de tipo económico, lo que puede convertirse en un verdadero obstáculo para la actividad económica de las empresas sevillanas.

Los titulares de los 25 juzgados de Primera Instancia de Sevilla, conscientes de la situación que afecta a esta jurisdicción, celebraron en octubre pasado una reunión en la que volvieron a solicitar la creación de nuevos órganos judiciales para paliar el retraso y el hecho de que estos juzgados están un 52,5 por ciento por encima de los módulos que el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) establece como la carga de trabajo adecuada para cada órgano judicial y año. El módulo fija un nivel máximo de 720 casos por juez y año, pero la media que correspondió a cada uno de los juzgados sevillanos fue de 1.098 asuntos.

En concreto, la junta de jueces consideró necesaria la creación de, al menos, seis nuevos juzgados de Primera Instancia en la capital andaluza, aunque estimó que las necesidades de la planta judicial en la jurisdicción civil pasan por la creación de otros once nuevos órganos judiciales.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios