Kanoute evita el cierre de la mezquita de Ponce de León

  • El futbolista del Sevilla adquiere los locales por más de 500.000 euros y garantiza que sigan teniendo uso religioso, después de que fueran dados por perdidos.

La mezquita de la plaza Ponce de León no se cierra. Después de meses de incertidumbre sobre su futuro, los fieles musulmanes que frecuentan este templo desde hace seis años no tendrán que buscarse otro emplazamiento. El delantero del Sevilla F.C. Frederic Oumar Kanoute se ha hecho con la titularidad de los inmuebles y ha garantizado su uso religioso. La operación está valorada, según los cálculos realizados en función de la información facilitada por el Registro de la Propiedad número 11 de Sevilla, en más de 500.000 euros. Representantes de la Comunidad Islámica en España han confirmado que recurrieron al futbolista en última instancia ante los problemas “administrativos” que les hubieran obligado a abandonar el templo: “El contrato expiraba”.

Kanoute selló ante notario la operación y resta por conocer el tipo de acuerdo al que llegará el futbolista con los usuarios de esta mezquita, como reconoce el mismo informante consultado por Diario de Sevilla: “Aún no sabemos si se hará por medio de una cesión, de un alquiler o de la constitución de una fundación. Tenemos que cerrar aún la forma. Lo que tenemos claro es que le pedimos un cable en su día y con su ayuda se ha garantizado el futuro de la mezquita”. Otras fuentes relacionadas con la operación explicaron que la intervención del futbolista ha sido clave, pues los musulmanes que se hacían cargo de la apertura del templo no podían hacer frente ya al pago del alquiler de los locales, por lo que no se trataba de una simple finalización del contrato.

El propio futbolista, del que es conocida la obra social que promueve en Malí, su país de origen, ha sido parco al ser preguntado por la operación. Se pronunció lacónicamente por medio del gabinete de prensa de la entidad nervionense: “No tengo nada que decir sobre el tema. Era un local en venta y es un local bien situado. Una inversión normal”. El mismo representante de la Comunidad Islámica insistió en el concepto de “inversión” para justificar la maniobra.

Los locales de la mezquita lindan con el compás de la iglesia de los Terceros, sede de la Hermandad de la Cena, una cofradía que se interesó por adquirir los inmuebles cuando tuvo conocimiento directo de que iban a ser abandonados por los musulmanes. La corporación tenía ya cerrada la financiación de la compra cuando apareció el futbolista, a quien se le ha visto en esta mezquita en las últimas fechas.

La mezquita de la plaza Ponce de León es el templo de referencia para musulmanes de nacionalidad española, argelina y senegalesa, en contraste con la mezquita de la Macarena, donde los fieles son marroquíes y cuyos responsables guardan una estrecha relación con el consulado en Sevilla del país norteafricano. “Los fieles de Ponce de León somos muy diversos. Si no es por Kanoute, nos hubiéramos quedado los viernes sin templo. Este día de la semana reúne cada vez más fieles, se nos está quedando pequeña esta mezquita. A ver si la Justicia se hace valer frente a otras razones y tenemos pronto abierta la mezquita de Los Bermejales”.

La mezquita consta de dos fincas en el número 9 de Ponce de León. Una de ellas es de tipo dúplex tiene planta baja y sótano, sumando un total de 156 metros cuadrados. La otra sólo tiene planta baja y una extensión de 113 metros cuadrados. El uso religioso se desarrolla en la planta baja. En función de las cantidades que el futbolista ha aportado en concepto de pago del Impuesto de Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos, de las que informa el Registro de la Propiedad, se colige que ha pagado por su “inversión” una cantidad muy próxima a los 510.860 euros. Se trata prácticamente de la misma cantidad que la cofradía de la Cena estaba dispuesta a pagar, como ya informó Diario de Sevilla, por hacerse con la propiedad de los inmuebles y ampliar sus dependencias.

Kanoute tiene 30 años. Está casado con Fátima Kamissoko, de 34, y tiene dos hijos: Ibrahim e Imán, de 5 y 3, respectivamente. El futbolista promueve un proyecto social para menores de la calle que consiste en la construcción en Malí del Pueblo de los Niños a lo largo de una finca de 18 hectáreas de extensión. El presupuesto es de 750.000 euros. El futbolista cuenta, además de con el apoyo de donantes anónimos, con la ayuda del Fondo Andaluz de Municipios para la Solidaridad Internacional (Famsi) y la Fundación Internacional de Síntesis Arquitectónica de Sevilla, que se encarga del diseño y la construcción del complejo infantil. Se estima que Kanoute gana un fijo en el Sevilla de al menos 600.000 euros anuales, a los que hay que sumar las pagas por primas y los contratos por publicidad. El delantero ha reconocido públicamente que abrazó el islamismo con 20 años.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios