Libre

Hasta las máquinas y los sistemas automáticos fallan. Un ejemplo es este cartel del aparcamiento de la Plaza de la Concordia, donde la señal luminosa que avisa a los conductores de su disponibilidad se ha fundido, de modo que en lugar de poner "libre" sólo se puede leer "li".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios