Limpiadora y dependienta: Los oficios más demandados por los sevillanos

  • Los cargos de dirección y gerente son los trabajos que menos solicitudes registran

  • La búsqueda de empleo en la construcción sigue disminuyendo

LimpiadorA y dependientaLos oficios más demandados por los sevillanos LimpiadorA y dependientaLos oficios más demandados por los sevillanos

LimpiadorA y dependientaLos oficios más demandados por los sevillanos

Limpiar oficinas u hogares y trabajar en un comercio son los empleos que más demanda registran por parte de los sevillanos. Así lo constata el último Informe del Mercado de Trabajo, elaborado por el Ministerio de Empleo y Seguridad Social, que recoge los distintos movimientos en los grupos ocupacionales. Después de estos oficios, los que logran más solicitudes son los concernientes a tareas administrativas que no requieren atención al público y los de peón de la construcción, empleos, por tanto, para los que no se necesita una gran cualificación profesional. Llama la atención que, excepto en el último trabajo, en los otros tres predomine la mujer en el perfil de demandante, muy por encima del varón.

El apartado que el citado informe dedica a los empleos más solicitados por los parados supone una radiografía de las metas laborales de los sevillanos, la mayoría de las veces condicionadas por su formación académica y las circunstancias económicas. Esta tabla se divide en nueve grandes áreas ocupacionales. Uno de los datos más preocupantes que se observa en ella es el bajo índice de demanda que se registra en el grupo de cargos relacionados con la dirección y la gerencia. En 2016, año del que se disponen los últimos datos, sólo 3.084 sevillanos en paro pidieron trabajo para tales responsabilidades. Es decir, el 0,41% de todas las solicitudes presentadas en las distintas oficinas de Empleo. Dicho dato constituye un síntoma del escaso espíritu emprendedor que existe en esta provincia y, también, del nivel formativo poco apto para desarrollar estas competencias. En Barcelona, por ejemplo, esta cifra supera el 1,20%, y en Madrid llega al 0,65%. Mayor es la diferencia en cantidades exactas. Si en la provincia de Sevilla se registraron 3.804 demandas para estos oficios, en la de Madrid se alcanzaron las 15.360 y en la barcelonesa, 13.400.

Estas cifras contrastan con las del noveno grupo, que aglutina los empleos "elementales". Se trata del área ocupacional que mayor demanda registra por parte de los parados sevillanos. En concreto, fueron 291.129 personas las que solicitaron un trabajo relacionado con tales funciones, lo que supone más del 31% del total. El oficio con más solicitudes en este grupo es el del personal de limpieza de oficinas, hoteles y otros establecimientos similares, para el que se presentaron 83.727 peticiones, esto es, casi el 9% de la demanda, por lo que puede decirse que 10 de cada 100 sevillanos buscan un trabajo de limpiador. O mejor dicho, limpiadora, porque resulta aplastante la diferencia de género en el perfil de los solicitantes. Casi el 85% son mujeres, frente a un residual 15% que representa a los hombres.

Esta abismal diferencia se produce en empleos de limpieza que cuentan con un contrato. Se dejan al margen los que se incluyen en la economía sumergida, un ámbito en el que este tipo de trabajo se multiplica a cotas muy elevadas y en el que, principalmente, la mujer lo desarrolla sin estar dada de alta en la Seguridad Social.

El segundo trabajo más demandado dentro del noveno grupo es el de peón de la construcción de edificios, con 34.051 solicitudes, un 3,66% del total. Aquí la diferencia de género se invierte. Entre los peticionarios, los hombres se imponen con un 86,36%, frente a la mujer, con un 13,64%.

Los servicios de restauración y venta constituyen el segundo grupo ocupacional que mayor demanda obtiene por parte de los desempleados de la provincia. En total, fueron 214.223 sevillanos los que, en tales circunstancias, lo reclamaron el año pasado. Esta cantidad supone un 23% en el total de las solicitudes recibidas. El oficio que más se busca dentro de este grupo es el de dependiente en tiendas y almacenes, con 64.742 peticiones (casi un 7%). De nuevo aquí obtiene protagonismo la mujer, ya que el 83,66% de los demandantes pertenecían a este género. Algo más equilibrada se encuentra la siguiente profesión con mayor reclamación en el citado grupo. Se trata del oficio de camarero, trabajo buscado por 24.570 sevillanos (el 2,64%). Aquí hay casi un empate por sexo. El 52% de los solicitantes fueron mujeres y el 48%, hombres.

Esta demanda se debe contextualizar dentro del fenómeno conocido como burbuja hostelera que vive la provincia -y especialmente la capital- desde que estalló la crisis económica. La debacle provocó una sangría de parados que buscaron refugio en la restauración. Muchos desempleados optaron por invertir sus ahorros en la apertura de bares y contratar a personal, de ahí que el servicio de camarero haya sido los últimos años uno de los más demandados por los sevillanos.

El tercer grupo con más solicitudes por parte de los parados aglutina los trabajos artesanos, las industrias de manufacturas y la construcción. Aquí están casi igualados en número de peticiones el oficio de pintor y empapelador con el de albañil. Uno con 17.852 demandas y el otro, con 17.355. En ambos el hombre se impone a la mujer en el perfil de quienes buscan estos empleos (en el último la diferencia es mucho más abismal). Sin embargo, el rasgo más distintivo y que también supone un claro síntoma de la evolución del mercado laboral es el concerniente a la variación respecto al informe del año anterior. Si en el caso de los pintores las peticiones aumentaron un 11,30%, en el de los albañiles se redujo casi un 15%, una merma que evidencia que el sector de la construcción, pese a que algunos expertos consideran que ha empezado a repuntar, aún se tiene que resarcir bastante del desplome sufrido a finales de la pasada década, cuando era el principal motor de la economía sevillana.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios