Lipasam aumenta la inspección y el baldeo en la vías públicas

  • La empresa promueve la lucha contra la suciedad provocada por los excrementos caninos

Comentarios 2

La empresa municipal de limpieza de Sevilla (Lipasam) ha llevado a cabo en los últimos tiempos una serie de iniciativas respecto a la lucha contra la suciedad provocada por los excrementos caninos tales como la instalación de 156 expendedores con bolsas de papel y paletas, inspecciones del servicio de la empresa y el aumento del baldeo manual con agua, que han propiciado una mejora de la situación.

Según los datos proporcionados a Europa Press por Lipasam, el Consistorio comenzó la instalación de los expendedores en las zonas de la ciudad más afectadas por este problema, llegándose a colocar 156 unidades, de las que 22 se han retirado debido a las obras, que ahora están a expensas de ser ubicadas en nuevos puntos de la ciudad. Se trata de un soporte metálico, montado sobre poste, que contiene bolsas de papel reciclado que el usuario puede extraer de forma cómoda y rápida. Cada bolsa lleva incorporada una paleta de cartón que facilita la recogida de los excrementos y su introducción en la misma. Una vez realizada esta operación, la bolsa debe ser depositada en un contenedor o papelera.

Para solicitar la colaboración de los ciudadanos, Lipasam lleva a cabo, desde su creación, campañas de concienciación que, entre otras acciones, contemplan la entrega gratuita de bolsas para facilitar la recogida de los excrementos, habiéndose distribuido hasta la fecha más de 12 millones de bolsas y 15.000 pinzas. A pesar de que al principio la colaboración era escasa, gracias a las campañas de mentalización, la colaboración de los ciudadanos va aumentando de forma paulatina, si bien en algunas zonas de la ciudad como Los Remedios esta problemática sigue estando presente.

En Sevilla se estima que la población canina puede ser superior a los 46.000 perros, con lo que la a semanal se depositan en las calles, plazas y jardines de la ciudad una media de 33.000 kilos de excrementos de estos animales. El incremento del baldeo con agua en toda la ciudad, ya sea de la red de agua no potable o de los diferentes tipos de vehículos baldeadores, ha permitido la retirada más frecuente de los excrementos.

Por último, desde diciembre de 2007 Lipasam está llevando a cabo una actuación especial, en la que instan a los propietarios de animales que son detectados abandonando los excrementos de sus mascotas en la vía pública a recogerlos y deshacerse de ellos de forma reglamentaria, es decir, depositándolos en las papeleras o contenedores.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios