Lipasam estrena ceniceros contra las colillas

  • La empresa pública de limpieza instalará en el centro durante la semana los primeros 40 ceniceros en la vía pública para evitar que los cigarrillos ensucien la ciudad.

Comentarios 8

El empresa pública de limpieza (Lipasam) estrena ceniceros en la vía pública para evitar la acumulación de colillas de cigarrillos tiradas al suelo. Como experiencia piloto, se colocarán durante la semana 40 módulos por las zonas más comerciales del centro, para ir extendiendo su colocación por otras áreas de la ciudad.

El gerente de Lipasam, Rafael Pineda, ha sido el encargado de colocar en la mañana de este martes el primero de estos ceniceros, en la esquina de Rioja con Velázquez. Se trata de un módulo vertical inferior al metro de altura y de un llamativo color amarillo para que se distinga fácilmente su ubicación.

“Estamos instalando una serie de ceniceros porque vemos que las colillas acaban sobre todo en esta zona en las macetas o en el suelo ocasionando una visible suciedad en la calle”, explicó Pineda.

“No sólo es una cuestión medioambiental, pues una colilla de tabaco tarda de tres a cuatro años en ser biodegradada de forma natural, sino también por la contaminación que provoca en el agua al ser arrastradas hacia los husillos y las aguas residuales, lo cual provoca que se necesite un mayor tratamiento del agua para su depuración”, añadió el ex concejal de medio ambiente.

Se van a instalar unos 40 ceniceros durante esta semana por distintas zonas comerciales del centro. Si la experiencia piloto funciona, Pineda avanzó que los ceniceros se irán extendiendo por zonas en las que se producen ‘reuniones’ de fumadores, tales como “accesos de edificios de oficinas o paradas de autobuses”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios