Lipasam extiende por el centro el sistema de recogida individual

  • La empresa reparte por el entorno de la Plaza Nueva los cubos de basura que vecinos y comerciantes deben mantener en el interior de sus inmuebles

Comentarios 1

La empresa municipal de limpieza, Lipasam, ha extendido a dos nuevos sectores del casco histórico de la ciudad su plan para repartir cubos individuales de basura para los comercios y particulares y retirar la mayor parte de los contenedores. Este proyecto se puso en marcha de manera experimental a principios de año en el entorno de la plaza de la Alfalfa y la buena aceptación que tuvo entre los residentes permitió continuar con una iniciativa que pretende extender estos cubos individuales a todo el casco histórico en un plazo de tres años.

Los responsables de Lipasam abordaron durante el pasado mes de febrero el sector correspondiente al entorno de la avenida de la Constitución, con el reparto de cubos entre los particulares y comercios incluso de varias zonas de la zona del Arenal, como la propia avenida o las calles Jimios, Joaquín Guichot o Barcelona. El sector en el que se ha actuado se amplía también hasta la calle San Fernando. Posteriormente, la sustitución de los contenedores por cubos se extendió durante el pasado mes de marzo desde la zona de la Plaza Nueva hasta llegar a la calle Rioja por puntos como Tetuán, Granada o Méndez Núñez. Además, fuentes de la empresa municipal señalaron que el pasado martes comenzó "la acción informativa para completar la implantación de los cubos en la totalidad del entorno de la plaza de la Alfalfa" y llevarlos a calles como Águilas, Alhóndiga, Plaza de San Leandro, San José o Conde de Ibarra, entre otras.

Por el momento, Lipasam asegura que la instalación de estos cubos de uso individual ha tenido "gran aceptación por parte de los residentes y comerciantes, y el sistema esta funcionando con toda normalidad". Buena prueba de ello es que durante estos tres meses se han repartido unos 450 cubos individuales que ha permitido la eliminación de hasta 35 ubicaciones de contenedores tradicionales (formados por hasta tres contenedores en algunos casos, por lo que el número total de recipientes retirados es mucho mayor de esos 35).

La empresa municipal de limpieza ha dividido el centro histórico de la ciudad en 30 sectores para implantar el nuevo sistema de manera paulatina. Así, en los próximos meses continuará la ampliación por la zona de la Alfalfa y la Judería para pasar posteriormente al entorno de Reyes Católicos y continuar hacia la Alameda y Macarena. En total, el proceso cuenta con un plazo de unos tres años.

Básicamente, el sistema supone que los vecinos y comerciantes que lo acepten mantengan los cubos que se reparten -de menor capacidad que los tradicionales- en el interior de sus inmuebles hasta las ocho de la tarde, momento en que los pueden sacar a la calle para que Lipasam pueda proceder a su recogida. La actuación no es obligatoria para los ciudadanos y, de hecho, la empresa mantiene algunos puntos de contenedores para aquellos vecinos que no quieran los cubos individuales.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios