Lipasam sancionará el reparto de publicidad en el centro en Navidad

  • La empresa pone en marcha un dispositivo especial que incluye un proyecto piloto de recogida personalizada de residuos en comercios de varias calles

La empresa municipal de limpieza (Lipasam) sancionará a las empresas que repartan publicidad en mano por las calles del centro de la ciudad durante esta Navidad para evitar ensuciar en exceso las calles en unas fechas en las que miles de ciudadanos acuden al centro a realizar sus compras. Así lo anunció ayer el gerente de la empresa, Rafael Pineda, durante la presentación del plan especial de limpieza que ha puesto en marcha desde el pasado 3 de diciembre con motivo de las fiestas navideñas y que se prolongará hasta el próximo 10 de enero.

El reparto de publicidad en la calle está expresamente prohibido por el artículo 21 de la Ordenanza Municipal de limpieza pública de Sevilla, que establece la obligación de poseer una autorización expresa del Ayuntamiento sobre la que Rafael Pineda aseguró ayer que "en ningún caso se va a conceder en estas fechas". Para la ejecución de la medida, Lipasam tiene previsto que su servicio de inspección actúe, "mañana y tarde, en todas las calles de la zona comercial más céntrica". Igualmente, este servicio de inspección se dedicará también a velar por la limpieza de las zonas de veladores, "que es responsabilida de los establecimientos de hostelería".

Otra de las novedades para esta Navidad de la empresa que dirige Rafael Pineda será la puesta en marcha de un proyecto piloto para la recogida personalizada de los residuos de los comercios del centro de la ciudad, que permitirá también la eliminación de los contenedores de calles como Tetuán, Velázquez o Sierpes "para no entorpecer el tránsito peatonal y evitar también el impacto visual", explicó Rafael Pineda. Esta recogida personalizada, que el gerente recordó que ha sido consensuada con la federación de comerciantes Aprocom, supondrá que Lipasam fijarán dos turnos -uno de las dos de la tarde y otro a las nueve de la noche- en los que enviará un pequeño camión asignado a este trabajo y que se encargará de recoger los residuos de los comercios.

El dispositivo especial de limpieza que comenzó a funcionar el pasado 3 de enero afecta a 281 operarios y 98 vehículos, el triple de los que habitualmente trabajan en cada turno y supondrá un sobrecoste de 158.552 euros para las arcas municipales. El plan se centrará en las principales calles comerciales del centro de la ciudad, además de los alrededores de los grandes comerciales que experimentan un importante incremento de la afluencia de público en estos días.

Al margen del esfuerzo que supondrá el aumento de los efectivos que Lipasam pondrá en la calle en las zonas comerciales, los responsables de la empresa municipal han diseñado también dispositivos puntuales para fechas específicas, como el que ya se puso en marcha con motivo del día de la Inmaculada, el pasado día 8, o como los que se realizarán en las madrugadas de Navidad y Año Nuevo, dado que en estas fechas "se prevé la realización de botellonas en distintos puntos del casco antiguo".También tendrán su correspondiente dispositivo especial las cabalgatas de Reyes, no sólo la de la capital sino también las de los diferentes barrios, con especial repercusión de la cabalgata de Triana.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios