Sevilla

Llamada especial a la acción benéfica

  • La parroquia Nuestra Señora de Guía de Camas organiza en la capital el proyecto 'Kilómetro Solidario'

De la Coca de la Piñera a la Plaza Nueva. Las acciones en busca de ayudas económicas para potenciar proyectos benéficos en otros países han conducido a los parroquianos de Nuestra Señora de la Guía de Camas a acercarse a pleno centro de la capital para una nueva llamada a la solidaridad. De la Fiesta contra la Pobreza, la cual han celebrado en dos ocasiones en el mes de junio, al KilómetroSolidario, un nuevo proyecto de la parroquia camera que espera la aportación de un euro de los sevillanos que se acerquen por la Plaza Nueva.

"Con un euro en el Congo comen 23 personas", apuntaba Maribel Moreno, una de las parroquianas, quien destacaba el "impulso" que procuran dar a distintas ONG que trabajan en zonas desfavorecidas de países pobres. A éstas las estudian en profundidad, por lo que aseguran su fiabilidad, pero el trabajo y esfuerzo de estos tres años de los miembros de la parroquia parece no ser suficiente y siguen buscando ayudas donde sea y a través de actividades como la Fiesta contra la Pobreza o ésta de hoy del Kilómetro Solidario.

Además, durante el curso escolar desarrollan un programa de actos, entre los que destacan la confección de flores y pasteles, los cuales después venden, así como fiestas y conciertos benéficos, como el de mañana en la parroquia de La Pañoleta de música de cámara (20:00). Su trabajo también pasa por colegios e institutos de la provincia, para "promover que los chavales se conciencien de los problemas en estos países y den su apoyo a las ONG", como explicaba Maribel Moreno.

Para la actividad de hoy ya han recibido varias cantidades de 100 y 200 euros de varios centros educativos de la provincia, aunque esperan que se llegue a una cifra mucho mayor.

Las cinco ONG para las que irán destinados los beneficios están repartidas en distintos puntos del planeta. En Paraguay se encuentra Crecer con Futuro, que trabaja con los niños que viven en el vertedero municipal de la ciudad de Encarnación para sacarlos de esas condiciones precarias. "Su esfuerzo y el nuestro han sido importantes para quitar esa situación", comenta Maribel Moreno, que añadía que ahora necesitan medios para sacar adelante la cooperativa y centro de reciclaje.

Otro proyecto solidario se encuentra en la ciudad de Bayeux-Paraíba, donde Amigos de Brasil apoya a un misionero en su afán por alejar de la calle a los niños que viven en las favelas y buscarles oportunidades de empleo: "Tienen pocos recursos a pesar de los voluntarios que ayudan".

Los otros tres programas benéficos se centran en la mejora de las instalaciones, el mobiliario o el mantenimiento y alimentación de grupos de población sin recursos, con especial atención a los niños, las mujeres y las personas mayores. En Kinshasa, capital de la República Democrática del Congo, las hermanas de la Asunción han creado una escuela maternal para niños pequeños y esperan más ayudas para diversificarse, ya que las condiciones de hacinamiento y pobreza resultan muy graves en ciertos barrios de la ciudad congoleña. También los Hermanos de San Juan de Dios se centran en las personas sin recursos, mayores y enfermos, de Quito, en Ecuador, mientras que la asociación de mujeres Qua Women Union trabaja con una pequeña comunidad en Nigeria.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios