La Policía arresta en sólo 18 horas al ex agente que secuestró a sus hijos

  • El detenido acuchilló durante la operación a tres policías, que fueron trasladados al Virgen del Rocío

  • La madre de los niños reconoce haber temido por la vida de sus hijos

Comentarios 7

"He tenido mucho miedo. No quería pensar en lo peor, pero reconozco que lo he hecho. He temido por la vida de mis hijos". Sonia Barea se mostraba este martes por la tarde muy emocionada al otro lado del teléfono. Había logrado recuperar apenas seis horas antes a sus hijos de 9 y 10 años, secuestrados el 30 de diciembre por su padre, un ex policía local de Alcalá de Guadaíra con varios antecedentes penales, que fue ayer finalmente detenido en Dos Hermanas. "Me siento muy emocionada. Feliz es poco, no sé cómo explicarlo. Sé que él bebe y toma sustancias y temía una mala reacción".

Con el arresto de este martes sobre las doce y media del mediodía de Manuel Lebrón González, actuación en la que resultaron heridos tres agentes por un cuchillo de grandes dimensiones que empuñaba el detenido, la Policía Nacional puso fin a 18 horas de investigación, que arrancó el lunes 1 de enero a las seis y media de la tarde cuando la madre de los menores se personó en las dependencias policías de Blas Infante, en Sevilla, para poner una denuncia por la sustracción de sus hijos, según confirmó Alfredo Escolar, portavoz de la Policía Nacional. Al ex agente se le acusa de sustracción de menores, atentado contra la autoridad y lesiones. Se espera que hoy pase a disposición judicial.

El pasado 30 de diciembre, Manuel Lebrón, ex policía local, pendiente de ingresar en prisión para cumplir una condena de dos años y diez meses por maltratar y someter a "continuas" vejaciones a su ex mujer, debía haber entregado en un punto de encuentro de Granada fijado por la Justicia a los dos menores, un niño y una niña, que se encontraban de vacaciones con su padre desde el 23 de diciembre. Sin embargo, el hombre no acudió y tampoco respondía a las llamadas, tenía el teléfono apagado.

Ese mismo día, Sonia Barea, madre de los niños, presentó una primera denuncia por la desaparición de sus hijos en el juzgado de Guardia de Granada, donde reside actualmente. "Llevé esa misma denuncia a diferentes sitios y el lunes la presenté en Sevilla. No fue hasta entonces cuando SOS Desaparecidos se hizo eco del caso y tuvo difusión", explicó ayer a este medio Sonia Barea, que tuvo que cambiar su residencia de Sevilla a Granada para alejarse de su ex pareja.

Según se desprende de la denuncia, recogida por Europa Press, la mujer intentó ponerse en contacto sin éxito con familiares de su ex pareja para poder localizar a los pequeños. Contactó incluso con la abuela paterna de los niños, que le comentó que "conocía el paradero de los menores pero que no lo pensaba decir". Además, según la demanda, los niños le dijeron en una ocasión a su madre que "su padre les había dicho textualmente que se los iba a llevar fuera y que no volverían en mucho tiempo" y que tenía dinero guardado.

Estos días, además, Lebrón difundió informaciones falsas a través de su cuenta de Facebook sobre el paradero de sus hijos, publicando junto a la foto de sus hijos difundida por SOS Desaparecidos un comentario en el que decía que habían encontrado "dos cadáveres de niños en Mairena".

Tras varias investigaciones, la Policía Nacional tuvo la sospecha de que el hombre se encontraba con sus hijos en la vivienda que su actual pareja tiene en Dos Hermanas. Esto coincidía con la sospecha de la familia de la madre de los menores, que desde un primer momento defendió que el ex policía no se había movido de la provincia de Sevilla.

Minutos antes de las doce del mediodía de ayer, varias dotaciones policiales se personaron en el domicilio de Dos Hermanas. Fue la actual pareja de Lebrón, propietaria de la vivienda, la que autorizó y facilitó la entrada a los agentes, según informó la Policía. Cuando le comunicaron la detención, el hombre se parapetó detrás de los menores. "La primera actuación de la Policía era poner a los niños a salvo, sin que sufrieran daños. Luego, el detenido esgrimió un cuchillo de grandes dimensiones y atacó a tres agentes, que fueron trasladados al Hospital Virgen del Rocío", y dados de alta durante la tarde, según señaló el portavoz de la Policía Nacional, que admitió que Lebrón presentaba una actitud "bastante agresiva" durante su arresto.

Imagen de Manuel Lebrón Imagen de Manuel Lebrón

Imagen de Manuel Lebrón / M.G.

Los menores fueron entregados ayer a su madre en la Jefatura de Policía de Blas Infante. "Es un sueño. Han sido días muy duros. Apenas he dormido", señaló por la tarde Sonia Barea, que reconoce haber sufrido maltrato físico y psicológico por parte de su pareja. "Los niños están bien. Lo que necesitan ahora es mucho cariño".

El ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, felicitó a la Policía Nacional por su rápida actuación, así como el delegado del Gobierno central en Andalucía, Antonio Sanz.

El pasado 26 de diciembre, el detenido, a través de la cuenta de Facebook de su actual pareja, criticó la actitud de su ex mujer, a la que acusó de "utilizar los medios de la maldad" para lograr "una medida ejemplarizante de tres años de privación de libertad sin prueba objetiva". En su texto, pide a la "Conferencia Episcopal su intervención en defensa de la familia y de lo divino". "No reconozco las tartufas leyes de la ideología de género, ni tampoco sus ridículos tribunales, más parecidos a los circos romanos, deseosos de sangre humana", señaló el detenido, que lamentó tener que "hacer "mil kilómetros" para ver a sus hijos, ya que ella decidió "irse a Granada, hervidero de feminazis libertinas, para impedir la relación paterno filial".

Manuel Lebrón fue condenado en diciembre de 2016 a dos años y diez meses de cárcel por delitos de maltrato habitual y maltrato en el ámbito familiar en presencia de un menor. Además, no puede comunicarse con su ex mujer durante cuatro años y medio. El detenido, que fue expulsado del cuerpo tras esta condena, ha protagonizado también numerosos episodios violentos en Alcalá de Guadaíra.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios