Luis Montoto soporta 50.700 coches al día

Entre las ocho vías del nomenclátor de Sevilla que cuentan con la dudosa distinción de tener la mayor saturación de tráfico al día se encuentra Luis Montoto, según las mediciones elaboradas por el Centro de Control de Tráfico del Ayuntamiento de Sevilla, que sitúa esta arteria de Nervión con un flujo circulatorio superior a los 50.000 vehículos al día en ambos sentidos.

Luis Montoto, pues, se mide en saturación con el Paseo de Colón, el Puente Cristo de la Expiración -puerta de entrada de Huelva y del Aljarafe en Sevilla-, Puente de las Delicias, Avenida de la Palmera y Menéndez Pelayo, un conjunto de calles donde atascos y retenciones son tónica habitual.

En el caso de Luis Montoto, en Nervión, el cómputo de vehículos al día supera al de la Avenida de la Palmera: 50.707 automóviles de media diaria frente a los 49.171 registrados en la vía de salida a Bellavista. La altísima concentración de vehículos particulares y de transporte público en la arteria de Nervión hizo que la propia Gerencia de Urbanismo desechase la ejecución de un plan de reurbanización que pretendía trazar plataformas reservadas para el autobús, eliminar plazas de aparcamiento y actuar sobre aceras y carriles, máxime ante las denuncias de la oposición que avisaban que el proyecto vulneraba la ley al estimar anchuras inferiores a las previstas para las vías primarias.

La circulación en esta avenida ya saturada de por sí ha sido la que ha experimentado un mayor aumento en el último lustro. La intensidad de tráfico media diaria desde el año 2001 se incrementó en un 41,7 por ciento, pasando de los 35.700 vehículos de entonces a los 50.700 de ahora.

Entre las calles del entorno que canalizan más tráfico también se encuentran Kansas City, con algo más de 38.000 vehículos diarios; la Avenida de San Francisco Javier, con alrededor de 36.500 vehículos; Ramón y Cajal, con 25.000 vehículos por día, y Eduardo Dato, con un tráfico inferior a los 18.000 vehículos heredado de los cortes por las obras del Metro. La solución de los túneles aliviará la circulación en un tramo que forma parte de la nueva ronda de circunvalación interior de Sevilla recogida por el PGOU. Este cinturón, periférico a la ronda histórica, será el circuito obligatorio para los vehículos particulares ante el blindaje del centro al tráfico privado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios