El Macarena abre la nueva UCI con 30 habitaciones individuales

  • La renovada Unidad de Cuidados Intensivos permitirá al hospital incrementar en un 25% los pacientes en esta área cuya reforma se inició en 2005 con 4,9 millones

Comentarios 0

Todas las habitaciones de la nueva Unidad de Cuidados Intensivos (30 boxes) del Hospital Virgen Macarena son individuales, cuentan con monitores que miden los parámetros vitales del paciente (pulso, temperatura, presión, arritmias, etcétera) y están climatizadas con equipos autónomos para evitar las infecciones nosocomiales o intrahospitalarias (infecciones que se contraen en los recintos hospitalarios).

Durante la próxima semana aquellos pacientes que ingresen en el Virgen Macarena y requieran de los cuidados intensivos -enfermos procedentes de Urgencias o sometidos a una intervención quirúrgica compleja- estrenarán esta nueva unidad, cuya reforma se inició en 2005 con una inversión de 4,9 millones de euros. Con esta remodelación, el Macarena prevé aumentar en un 25 por ciento el número de pacientes en cuidados intensivos: si en 2007 esta unidad asistencial atendió a 1.436 personas, a partir de este año "se espera alcanzar las 2.000 personas al año, al contar con ocho camas nuevas", explicó ayer la consejera de Salud, María Jesús Montero. El cambio es de "180 grados para los pacientes, que han ganado en confort e intimidad al contar con habitaciones individuales, donde pueden recibir a sus familiares con más tranquilidad", explicó ayer Tomás Guzmán, jefe de servicio de la UCI en el Macarena.

Desde la inauguración del Hospital Virgen Macarena, en 1974, la Unidad de Cuidados Intensivos era, hasta ahora, un espacio diáfano con camas separadas por cortinas dispuestas alrededor de una zona de control donde se encontraban los facultativos. La reforma ha transformado profundamente el espacio: "las habitaciones individuales cuentan con luz natural para evitar que el paciente se desoriente después de varios días y están diseñadas para mejorar la intimidad", añadió la consejera de Salud.

Otra de las novedades en la UCI que destacó María Jesús Montero redundará en la seguridad clínica de los pacientes: "Cada habitación cuenta con un sistema automatizado de dispensación de medicamentos que impedirá errores en la administración de fármacos, que a veces ocurren por la similitud de los envases de algunos medicamentos".

Sobre una superficie de 2.436 metros cuadrados y ubicada en la primera planta del centro sanitario, la nueva Unidad de Cuidados Intensivos cuenta con tres áreas: para pacientes sépticos y postquirúrgicos (12 camas), médica (9 camas) y cirugía cardiotorácica (9 camas). También incorpora una nueva zona de cuidados intermedios o semicríticos con ocho camas. Cada monitor está interconectado a través de una central que permite a médicos y enfermeros conocer en todo momento el estado de cada paciente.

más noticias de SEVILLA Ir a la sección Sevilla »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios