urbanismo

El Mercado de la Puerta de la Carne

  • Calendario: Las obras arrancarán antes de primavera para que el inmueble funcione tras el verano de 2018.

  • Conservación: El mal estado de los pilares obligará a la constructora a reconstruir la parte central del edificio.

  • Equipamientos: El centro realizará una apuesta fuerte por la cultura y contará con 25 puestos 'gourmet'.

Comentarios 2

Tras 17 años cerrado con algún que otro intento en el camino por reabrirlo para darle uso, está previsto que las obras de rehabilitación del antiguo Mercado de la Puerta de la Carne comiencen antes de la primavera para que el inmueble vuelva a abrir después del verano del año que viene. La junta de gobierno local autorizó este viernes el inicio de los trabajos del proyecto para levantar un centro de cultura, ocio y gastronomía que cuenta con todos los permisos necesarios de la Gerencia de Urbanismo y con el visto bueno de la comisión provincial de Patrimonio de la Junta de Andalucía.

Aspecto actual del interior del edifico. Aspecto actual del interior del edifico.

Aspecto actual del interior del edifico. / José Ángel García

El Mercado de la Puerta de la Carne lucirá diferente respecto a la idea inicial. El principal cambio afectará al espacio reservado para actividades culturales, que ganará 935 metros cuadrados en la planta sótano. Se incorporan 475 metros cuadrados para una sala multiusos, 79 m2 como sala de exposiciones y 116 m2 para vestíbulo. El acuerdo entre la concesionaria y el Ayuntamiento incluye que el Instituto de Cultura y Artes de Sevilla (ICAS) podrá utilizar el espacio cultural del inmueble durante un 20% del tiempo de explotación para el desarrollo de actividades culturales municipales.

El delegado de Hábitat Urbano, Antonio Muñoz, da los detalles del proyecto. El delegado de Hábitat Urbano, Antonio Muñoz, da los detalles del proyecto.

El delegado de Hábitat Urbano, Antonio Muñoz, da los detalles del proyecto. / juan carlos vázquez

Con una inversión de 7,5 millones de euros, los trabajos en el edificio de arquitectura racionalista que fue construido entre 1927 y 1929 bajo el diseño de los arquitectos Gabriel Lupiáñez Gely y Aurelio Gómez Millán comenzarán por una de las exigencias de patrimonio: la realización de una excavación arqueológica. Los técnicos no esperan grandes hallazgos salvo restos óseos de animales y cerámica al ubicarse encima de un antiguo matadero. La segunda fase consistirá en la estructura del inmueble. El mal estado del hormigón obligará a reconstruir la zona central del mercado. Se eliminarán los añadidos que se hicieron al edificio original en los años cuarenta para después proceder a la instalación de micropilotes en la planta sótano. Posteriormente, los trabajos consistirán en tirar el espacio central, salvo la primera crujía. Numerosos elementos ornamentales cerámicos serán retirados para su posterior colocación tras ser restaurados. Un aljibe situado en la zona central del inmueble se mantendrá en su ubicación actual, para lo que será cubierto con un suelo de cristal con la idea de que siga estando visible a los visitantes.

Durante la presentación pública del proyecto que realizará la UTE compuesta por Inversport 2010, Lolejoit S. L., Factoría de Ideas, Consultores Asociados S. L. e Iberoamericana de Expansión 12 S. L (la única que se presentó al concurso público), se detalló que el mercado recuperará el aspecto original del inmueble con la desaparición de todos los añadidos estructurales. El edificio dispondrá de una planta sótano, que se destinará esencialmente a usos culturales, una planta baja que albergará hasta 24 puestos gourmet, una planta primera que acogerá usos comerciales y de restauración, y una última planta mirador "con el que descubrirán nuevas vistas a Sevilla", señaló el delegado de Hábitat Urbano Antonio Muñoz.

Una excavación arqueológica será la primera fase de la rehabilitación

La resolución de la junta de gobierno será remitida a la concesionaria, que dispondrá de 15 días tras su recepción para proceder a la firma del acta de replanteo. Este será el inicio formal de un proyecto que contempla una concesión por un periodo de explotación de 35 años con un canon anual variable favorable al Ayuntamiento de 18.000 euros. Además, recoge unas tarifas máximas a repercutir anualmente por todos los conceptos a comerciantes y usuarios de 918.820 euros. La idea es que el mercado se convierta en una referencia artística al contar con galerías y exposiciones que combinarán las obras de artistas de relevancia con jóvenes creadores que tendrán la oportunidad de exponer y vender sus trabajos.

Tras ser ocupado durante un tiempo de manera ilegal, el edificio formaba parte de un proyecto adjudicado por el Ayuntamiento de Sevilla en 2008 a la constructora Sando. Todo quedó en nada tras rescindir el gobierno municipal el contrato adjudicado a la constructora a causa de los incumplimientos de los plazos de ejecución del proyecto.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios