Monteseirín plantea aparcamientos robotizados para motos y carriles específicos

  • El alcalde apunta la posibilidad de ensanchar los carriles para autobús y taxi y señala que tras priorizar al peatón, la bicileta y los servicios públicos, "ha llegado la hora de las motos".

Comentarios 2

El alcalde de Sevilla, Alfredo Sánchez Monteseirín, apuntó hoy una batería de medidas que el Ayuntamiento se plantea aplicar para fomentar el uso de la motocicleta en la capital hispalense, de entre las que destacan la habilitación de aparcamientos robotizados para estos vehículos, la existencia de carriles específicos o el ensanche de los ya existentes para el servicio público de autobuses y taxis.

En el marco de la presentación del Curso de Conducción Segura para Motos, campaña itinerante del Instituto de Seguridad Vial de la Fundación Mapfre que recorrerá otras 16 ciudades españolas, Monteseirín señaló que, al igual que la ciudad ha apostado por priorizar al peatón, la bicicleta y los servicios públicos en la movilidad hispalense, ahora "ha llegado la hora de las motos".

Para ello, apuntó una serie de cuestiones que serán abordadas en la próxima reunión de la Mesa Técnica de la Motocicleta, en marzo, con vistas a su posible ejecución, de entre las que destaca la creación de zonas subterráneas para estacionamiento de motocicletas, algo que, según indicó a Europa Press el concejal de Movilidad del Consistorio hispalense, Francisco Fernández, consistiría en la instalación de 'miniaparcamientos' automatizados, sobre todo en la zona del centro, que tuvieran cabida para unas 40 motos, aproximadamente.

Otras de las medidas que se barajan giran en torno a los carriles de bus y taxi existentes en Sevilla, que podrían contar con un ancho mayor para garantizar una mayor seguridad del motociclista, dada la imposibilidad de los carriles actuales, por su estrechez, para poder compatibilizar la conducción de ambos tipos de vehículos, así como la instauración de carriles específicos para motos –aunque esto sólo se daría en "algunos casos concretos", según Monteseirín–.

También apostó por otro tipo de intervenciones municipales en la materia, tales como la no restricción de los ciclomotores a grandes eventos en los que se impida el paso a otro tipo de vehículos privados e, incluso, intervenciones concretas en el ámbito vial como el uso de pintura antideslizante en los pasos de peatones o la adaptación de la señalización para que ésta pueda deformarse por los choques.

Ordenanza específica para las motos

"No queremos hacer una faena de aliño, sino que queremos coger el toro por los cuernos", indicó el regidor hispalense, que reivindicó el apoyo al uso de ciclomotores en la conducción alegando los beneficios que aporta tanto a su conductor, que se "zafa" rápidamente de los atascos circulatorios, como al resto de la ciudadanía, "porque es un medio de transporte menos contaminante, mucho más eficiente, ocupa menos espacio, que es un bien escaso en las grandes urbes, y ayuda a la fluidez del tráfico".

Estas medidas, según el primer edil, ayudarían asimismo a encauzar el crecimiento exponencial del parque de motocicletas y ciclomotores en Sevilla y favorecerían incluso a los usuarios y trabajadores relacionados con el transporte público, pues, según expuso, el incremento de un 6% de usuarios de motos en España supone un ahorro de 100.000 horas de espera para estos consumidores.

También aludió Monteseirín a la creación de una normativa específica para la regulación de la circulación y aparcamiento de este medio de locomoción –"el margen del Ayuntamiento no es muy amplio, pero lo haremos, de manera consensuada", aseguró– y a la información y concienciación para "sustituir en el imaginario colectivo la idea que pueda tenerse de los moteros", reconociendo no obstante la existencia de un sector "maleado" de la sociedad, "a los que difícilmente se podrá convencer".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios