Sevilla

Monteseirín pide disculpas por los retrasos en la huelga de Tussam

  • Advierte que no aceptará la impunidad de quienes dañan los bienes públicos

Comentarios 4

El alcalde de Sevilla, Alfredo Sánchez Monteseirín, pidió ayer disculpas a todos los usuarios de Tussam que sufrieron el viernes los retrasos en las paradas de autobús y lamentó las "incomodidades e inconvenientes" derivadas de la huelga convocada por los trabajadores de la empresa municipal de transportes.

Sánchez Monteseirín agradeció la actitud "serena y cívica" demostrada por los sevillanos, así como el "apoyo de la opinión pública y de la ciudadanía en general, expresada en múltiples formas al gobierno de la ciudad en defensa de la calidad y del futuro de esta empresa pública que es de todos los sevillanos, que son sus legítimos propietarios". Por eso, manifestó que es la obligación de quienes dirigen este servicio "evitar que un colectivo minoritario de empleados imponga sus criterios en contra del interés general de la ciudad, y menos aún, que lo haga desde la violencia".

Así, aseguró que el gobierno de la ciudad "seguirá haciendo todo lo posible para impedir nuevas huelgas desde la negociación y el diálogo". Para ello, -prosiguió- "sigue sentado en la mesa de negociación esperando la comparecencia de los representantes sindicales". El primer edil advirtió que "no podrá aceptar la total impunidad de quienes han dañado los bienes públicos y puesto en riesgo la seguridad tanto de viajeros como de trabajadores".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios