Movilidad defiende las multas por los excrementos de caballos

  • Los cocheros proponen el pago de una cuota a Lipasam para la recogida de las heces

La Delegación de Movilidad del Ayuntamiento de Sevilla aseguró ayer, tras las críticas de la asociación de Coches de Caballos de Sevilla por las multas tramitadas a titulares de licencia por los excrementos de los animales, que ofreció a los representantes del sector distintos modelos de recogida de excrementos y, tras conversaciones con sus responsables, puso a su disposición un sistema de recogida de excrementos mediante una bolsa desechable y con financiación por parte de Lipasam, lo que fue rechazado por el sector de los cocheros.

El Consistorio indicó que la ordenanza reguladora del transporte en coche de caballos especifica la "obligatoriedad" de los cocheros en la eliminación de los excrementos de los animales en la vía pública y, en consecuencia, "los agentes de la Policía Local han actuado haciendo cumplir dicha ordenanza". Movilidad, asimismo, aseguró que sigue poniendo a disposición de la asociación este sistema de recogida de excrementos "que se usa con eficacia en otras ciudades de España".

La presidenta de la asociación de Coches de Caballos de Sevilla, Milagros López Ezequiel, explicó que "en el 80% de los casos el caballo hace sus necesidades cuando está en movimiento", por lo que no pueden estar parando continuamente para recoger las heces. Así, recordó que el gremio llegó a proponer al Consistorio el pago de una cuota, con periodicidad a convenir, para que Lipasam hicieran un recorrido de limpieza de la suciedad y excrementos acumulados en las paradas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios