Movilidad descarta que las motos puedan circular por el carril bus

  • El Ayuntamiento comenzará próximamente a habilitar zonas específicas en los semáforos para que las motocicletas tengan una "mayor capacidad de salida"

Comentarios 7

La Concejalía de Movilidad del Ayuntamiento de Sevilla comenzará en las próximas fechas la aplicación de la batería de medidas anunciadas en su día para el fomento y la facilitación del transporte en ciclomotores y motocicletas por la ciudad, con la habilitación de zonas de reserva en los semáforos para estos vehículos. Además, el Ayuntamiento ha descartado definitivamente el que las motos puedan circular por el carril bus.

El edil de Movilidad, Francisco Fernández (PSOE), rechazó categóricamente el uso compartido del carril bus, puesto que ello requiere unas medidas de seguridad mínimas en estos carriles "de las que ahora mismo carecen".

"No se va a autorizar", recalcó Fernández, que no obstante matizó que esta negativa se mantiene, por el momento, a corto plazo, puesto que "otra cosa es que en la construcción de nuevos carriles bus este requisito sí se tenga en cuenta".

De otro lado, el concejal señaló que la instauración de zonas de reserva para motos en los semáforos, ensayada ya con éxito en Barcelona, se llevará a cabo en algunos lugares de la capital hispalense y buscará que los motoristas puedan tener "una mayor capacidad de salida", evitando así los riesgos que supone un arranque en contacto directo con vehículos de dimensiones mayores.

Esta primera medida, añadió Fernández, se completará con acciones formativas que se pondrán en marcha en los próximos días con el objetivo de "enseñar a una mejor capacidad de conducción", relegando el concepto de competición deportiva.

Dentro de la lista de medidas anunciada en su día por el Consistorio para favorecer a los usuarios de motos también se contemplaban acciones tales como habilitar aparcamientos robotizados subterráneos -a la manera de algunas ciudades de Japón- o el uso compartido con autobuses y taxis de los carriles específicos para el servicio público. Con respecto a la primera medida, que consistiría en la instalación de aparcamientos automatizados en el centro con cabida para unas 40 motos, existe una mesa abierta con la Escuela de Ingeniería de la Hispalense para ver la viabilidad.

Otras posibilidades, incluidas dentro de la batería de medidas que el pasado enero presentó el alcalde, Alfredo Sánchez Monteseirín, son el ensanche de estos carriles o la instauración, en casos concretos, de carriles específicos para ciclomotores. La no restricción de los ciclomotores a grandes eventos en los que se impida el paso a otro tipo de vehículos privados e incluso intervenciones concretas en el ámbito vial como el uso de pintura antideslizante en los pasos de peatones o la adaptación de la señalización para que ésta pueda deformarse por los choques son otras de las medidas propuestas, así como la creación de una ordenanza específica para regular la circulación de estos vehículos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios